Home > Noticias > El ministro de economía de Irán es acusado por casi todo el parlamento iraní

El ministro de economía de Irán es acusado por casi todo el parlamento iraní

27 agosto, 2018 By Elvis Cárdenas

Hassan Rouhani lucha para enfrentar una emergencia monetaria en desarrollo. Karbasian es el segundo pastor de la oficina en ser destituido este mes, luego de que el ministro de Trabajo, Ali Rabiei, lo procesara formalmente el 8 de agosto.

Perdió un voto de certeza, que se comunicó en vivo por la radio estatal, por 137 votos contra 121, con dos abstenciones. El resultado lo ve despojado de su situación con un impacto rápido, dejando que Rouhani elija una sustitución. Los analistas dicen que la administración hizo mal uso de las puertas abiertas exhibidas por el acuerdo atómico de 2015 y se olvidó de adaptarse a las altas tasas de expansión y desempleo.

Estados Unidos abandonó el entendimiento atómico en mayo para imponer sanciones, a Rouhani le gustaría extraer sustanciosos conjuntos de empresas remotas que parezcan muertos en el agua. Las principales firmas europeas, incluidas las francesas Total, Peugeot y Renault, y las alemanas Siemens y Daimler, han informado de su despegue de la declaración de los Estados Unidos.

La ausencia de arreglos

Los adversarios conservacionistas de Rouhani, que desde hace bastante tiempo restringieron a Occidente y se esfuerzan por mejorar las libertades comunes, dicen que la culpa fundamental radica en la corrupción y el fumble de la administración. «El despilfarro y la ausencia de arreglos no tienen nada que ver con las sanciones», dijo un legislador, Abbas Payizadeh, en un discurso antes de la votación.

«Las elecciones incorrectas han lastimado a las personas y han llevado a la gente a saquear mercancía abierta», agregó. Rouhani, un legislador directo, puede en la actualidad depender de la ayuda de una amplia coalición reformista en el Parlamento, sin embargo, incluso una parte de sus figuras motrices se ha decepcionado.

«¿Qué hemos terminado con este país? Les hicimos desesperanzados y sin esperanza», dijo Elias Hazrati, del grupo reformista Hope, en el parlamento. «La clase trabajadora se está moviendo hacia la necesidad», incluyó a Hazrati, quien rompió las posiciones para votar por la lectura de cargos.

Preguntas sobre la emergencia

Hazrati dijo que la legislatura no había arreglado el tormento genuino de las aprobaciones, que se verán influidas cuando se reintroduzca en noviembre un segundo período de medidores estadounidenses que se centran en el vital segmento petrolero de Irán. «No hemos sido preparados y no estamos preparados actualmente», dijo Hazrati.

Sin embargo, el parlamento ha llamado al presidente de la nada para responder preguntas sobre la emergencia, y se espera que se presente el martes. O, por otro lado, los marcadores clave de el riesgo financiero en Irán no han sido la caída del dinero, que ha perdido una gran parte de su incentivo desde abril.

Una publicidad de ganancias

Eso fue de alguna manera debido a la atmósfera antagónica de los EE.UU., pero además de una elección lamentable para resolver la estimación del rial y detener a los intermediarios de efectivo. El movimiento desencadenó una explosión que operaba en una publicidad de ganancias y una degradación general, antes de que la elección finalmente regresara este mes.

Los hombres de negocios en Irán apuntan a otros problemas profundos, desde la obligación de cargar dinero ahorrado a la parte brumosa y desequilibrada de las asociaciones conectadas con los militares en la economía.

Las cifras distribuidas por el país se basan en el sábado demostraron saltos gigantes en el costo de los productos fundamentales en comparación con un año atrás. Los productos lácteos se han expandido en un 33%, los pollos en más del 20% y los nuevos productos naturales en un 71%.