Home > Noticias > El mercado global exige claridad y transparencia entre los negocios del comercio de EE.UU.

El mercado global exige claridad y transparencia entre los negocios del comercio de EE.UU.

28 mayo, 2018 By Elvis Cárdenas

La reunión de la cumbre del G7 dentro de un mes es una puerta abierta para que el presidente Donald Trump ilumine sus perspectivas sobre el intercambio y los fundamentos financieros y políticos multilaterales de la petición mundial. Sería una pena extraordinaria que el evento se desaprovechara a la luz del hecho de que, como sostienen algunos pioneros remotos, Trump estuvo excesivamente inmerso en las decisiones concluyentes del Congreso a principios de noviembre.

Es casi seguro que el presidente reconoce cuánto las empresas mundiales son inseparablemente parte de las ocasiones clave que decidirán el destino de su oportunidad en el cargo el próximo otoño. Money Street recuerda que es consistente con los cambios en los costos de los recursos debido a reducciones de impuestos, empleos e ingresos, y quiere detener las desgracias de las riquezas materiales y las décadas de innovación protegidas al borde de la ira y los negocios despiadados.

Es fundamental comenzar a demostrar cierto avance en esos temas. No con tweets de una línea solitaria, sino con una sugerencia inequívoca de actuar sobre los intereses nacionales imperativos de los Estados Unidos. Eso debería ser un ejercicio agradable, la instancia comercial de los Estados Unidos es sólida.

Excesos de China y Alemania en los intercambios

En el otro escandaloso están las personas que actúan como defensores del multilateralismo y el comercio sin trabas y que, a decir verdad, están a cargo de la superabundancia de excedentes de cambio en detrimento de los Estados Unidos, además, lo que queda del mundo. El exceso acumulado de China y Alemania en los intercambios actuales con lo que queda del mundo llegó hace un año a $463.4 mil millones.

En un período similar, la escasez de divisas de los Estados Unidos en el récord exterior igual fue de $466.200 millones. En caso de que esas tres naciones, que representan aproximadamente el 40% de las ofertas y creaciones mundiales, se tomaran como un sustituto de la economía mundial, tendríamos un caso de libro de ruta ideal para demostrar que el ajuste mundial de las cuotas es cero, precisamente como debería ser con pequeños errores de estimación.

Lo que además indica es que los superávits cambiarios de China y Alemania serían adecuados para respaldar las deficiencias de los Estados Unidos mediante la compra de instrumentos de obligaciones del gobierno de los Estados Unidos. Como tal, los chinos y los alemanes se sumarían a sus recursos externos netos mediante la reutilización de los dólares que los Estados Unidos les pagó por sus mercancías y aventuras.

El sistema de intercambio de acciones

«Preferiría no darle a Jeff Bezos una ventaja de siete años». Los Estados Unidos, obviamente, mantienen el sistema de intercambio de acciones, se trata de reunir una obligación exterior neta. Hacia el final de hace un año, se evaluó que la obligación se había evaluado en $7.8 mil millones. Para empezar, la escasez de intercambios amplia y ordenada muestra un arreglo monetario que depende innecesariamente de la solicitud externa para crear retribución y trabajo.

Estas son técnicas de desarrollo dirigidas, también conocidas bajo el nombre de «arruinar al vecino», ya que las naciones que buscan tales objetivos viven de sus cómplices de intercambio.

En segundo lugar, estas naciones están infringiendo desde hace bastante tiempo las reglas de cambio establecidas. También ridiculizan las sugerencias consistentes del G20 para ajustar el cambio y representa una economía mundial estable. Tercero, estas dos naciones sobresalientes dignas de mención no están haciendo nada a la luz de las disensiones cambiarias de Estados Unidos en los últimos 18 meses.

Agujero de cambio agregado en EE.UU.

En el trimestre principal de este año en curso, los superávits cambiaros consolidados de China y la Unión Europea impulsados ​​por Alemania representaron el 62.4% del agujero de cambio agregado en los Estados Unidos. Eso es relativamente indistinguible al 65% hace un año cuando todo está dicho en hecho.

Con la mayoría de eso, los malhechores de intercambio y sus defensores siguen vilipendiando a Estados Unidos como proteccionista al destruir el marco de intercambio multinacional basado en la carrera, esencialmente a la luz del hecho de que Washington buscó ayuda para desarrollar obligaciones y déficits, con desgracias laborales, salario e innovación autorizada.

Lo que es más, esa impactante depravación procede. Últimamente, el viernes pasado, el Fondo Monetario Internacional, la principal oficina monetaria y relacionada con dinero de la ONU, advirtió en una reunión de intercambio universal en Rusia sobre «la nube más oscura» sobre la economía mundial causada por la «seguridad de unos pocos» realmente sacude el marco que realmente ha manejado las relaciones comerciales que todos hemos intentado y deleitado en un grado específico en las últimas décadas».

Eso es lo que Trump le dice a una organización de las Naciones Unidas cuyo estatuto único requiere un compromiso simétrico de las naciones con escasez y superávit para ajustar sus cuentas de cambio teniendo en cuenta el objetivo final de empoderar un acuerdo de tasas de comercio estables en una economía mundial en desarrollo constante. Básicamente, las partes restantes son la misión del FMI.