Home > Noticias > El mercado de divisas se inunda con dólares

El mercado de divisas se inunda con dólares

Uno de los temas más importantes, si no el que más, durante la crisis de 2020, es la debilidad del dólar estadounidense. A la debilidad de esta moneda se atribuye la responsabilidad de que el oro haya alcanzado un nuevo máximo histórico y que las acciones sigan el mismo camino, así como la fortaleza de las monedas del G10. 

No nos equivoquemos. Otros bancos centrales también han flexibilizado. De hecho, algunos ni siquiera han dejado de hacerlo. Pensemos en el Banco Central Europeo (BCE). Lleva ya varios años manteniendo el tipo de facilidad de depósito por debajo de cero. Mientras tanto, ha desarrollado varios programas de flexibilización, como el TLRO (Targeted Long-Term Refinancing Operations) que se inició bastante antes de la recesión económica de la COVID-19. Lo hizo porque el crecimiento económico de la zona euro era mínimo. Y todavía lo es.

Sin embargo, el hecho de que el BCE y otros bancos centrales (por ejemplo, el Banco de Japón) hayan continuado con la flexibilización durante los últimos años no ha afectado a la fortaleza de sus monedas. Mientras que la Fed detuvo la impresión durante unos cuantos años e incluso elevó los tipos por encima del 2 %, otros no lo hicieron.

Y entonces llegó la pandemia. Y los otros bancos centrales flexibilizaron sus políticas monetaria y fiscal un poco más. Sin embargo, cuando la Fed comenzó a hacerlo, superó a todos y recuperó el terreno perdido en los últimos años. Más de un 20% (¡!) de todos los dólares estadounidenses que han sido creados hasta ahora, se imprimieron en 2020. ¡Analicemos esto en mayor profundidad!

El mercado de divisas a la vista del fin de año

Puesto que la Fed ha superado en impresión a todos los demás, era lógico esperar un escenario de caída del USD. Y, efectivamente, ha caído. Desde el momento en que la Fed comenzó a hacer flexibilizaciones, el USD, literalmente, se ha desplomado frente a las monedas de la G10 mientras que ha subido frente a las monedas de los mercados emergentes.

En otras palabras, le ha hecho la vida imposible a todo el mundo. Por otro lado, los bancos centrales del G10 querrían una moneda más débil para luchar contra la crisis. Pensemos en el BCE, que ha llegado a intervenir verbalmente contra la subida del par EUR/USD. Lo hizo cuando alcanzó los 1.20 en el verano. ¿Dónde está ahora el par, a finales de noviembre?  Lo has adivinado. Está cerca de los 1.20, en concreto se operaba a 1.1930 en el momento de escribir este artículo.

Por otra parte, los mercados emergentes están sufriendo aún más. El USD es la moneda favorita para la emisión de deuda, ya que es más fácil encontrar clientes para deuda denominada en USD. Pero eso funciona bien en momentos de expansión económica y se vuelve en contra durante una recesión. En 2020, los mercados emergentes han visto cómo sus monedas se convertían en algo poco menos que basura (por ejemplo, la TRY, la lira turca que se mantiene en mínimos históricos frente al USD) mientras que, al mismo tiempo, debían hacer frente a la deuda contraída en USD. Una vez más, los Estados Unidos ganan.

Sigue siendo controvertido si el estatus que da el poseer la moneda de reserva mundial es un privilegio o no. En este caso, podemos decir que, ciertamente, lo es.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.