Home > Noticias > El ISM no manufacturero supera las expectativas en julio

El ISM no manufacturero supera las expectativas en julio

6 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

El informe ISM no manufacturero del mes de julio alcanzó 58.1, bastante más de lo que se esperaba y ya muy asentado en territorio expansivo. Representa un hito para la recuperación económica de los EE.UU. y el centro de atención pasa ahora a otros informes para confirmar si no se trata de un acontecimiento aislado.

El mercado de valores ha celebrado las noticias: el Dow Jones ha cotizado en un buen tono y cerró muy por encima del nivel de 27 000. Los inversores siguen comprando acciones a pesar de los 30 millones de estadounidenses que están desempleados. Por otro lado, informes como el ISM no manufacturero provocan expectativas optimistas sobre el futuro.

¿Qué novedades presenta el informe ISM no manufacturero del mes de julio de 2020?

Para empezar, las cifras del titular no son las más altas del informe. Una mirada más cercana a los detalles muestra que el índice de actividad empresarial ha alcanzado el 67.2 % y el índice de nuevos pedidos se ha asentado en valores todavía más altos, en el 67.7 %.

Hay una enorme discrepancia entre diversas empresas dentro del sector servicios. Por ejemplo, en el sector de los servicios públicos, la actividad empresarial ha regresado a niveles previos a la COVID-19 y los proyectos que se habían paralizado están comenzando a funcionar nuevamente. Sin embargo, en otras áreas, como es el caso de los servicios de apoyo, la perspectiva no es tan brillante pero sí positiva en términos generales. En conjunto, cualquier empresa es bienvenida y las compañías, así como los trabajadores, intentan obtener el máximo de la situación actual.

Pero no es oro todo lo que reluce en este informe de julio. Algunas áreas, decisivas, siguen en contracción. El empleo, por ejemplo, se ha contraído en comparación con el mes pasado.

Este es un aspecto al que operadores e inversores prestan especial atención durante la semana de la publicación del NFP, ya que da una idea de lo que puede mostrar el susodicho informe. Esta semana, tanto el informe del ISM manufacturero como del no manufacturero revelan lo mismo: el mercado laboral todavía está en contracción.

Más importante aún, se contrae desde un territorio ya en contracción (es decir, por debajo del nivel 50). En el caso del informe de ayer, el componente de empleo ha caído al 42.1 desde el 43.1 de junio. Por consiguiente, estamos hablando de un movimiento hacia territorio de contracción aún más profundo. Los nuevos pedidos de exportación también han caído, pero desde territorio en crecimiento.

En general, se trata de un buen informe pero no brillante. Hasta que el componente de empleo no rompa hacia territorio de expansión, cualquier dato positivo de un informe PMI (Índice de Gestores de Compras) tiene que ser interpretado con mucha cautela.

El informe ha afectado al USD en el sentido de que ha contribuido a renovar el sentimiento de riesgo. Eso quiere decir que, además de acciones más altas, los principales pares del dólar estadounidense, como el AUD/USD, el EUR/USD y el GBP/USD se han movido al alza y el USD/CAD o el USD/CHF, a la baja.