Home > Noticias > El IPC básico de Estados Unidos no varía en comparación con el mes anterior

El IPC básico de Estados Unidos no varía en comparación con el mes anterior

La inflación parece estar en boca de todos estos días. Las potentes políticas expansivas a nivel monetario y fiscal en la mayoría de las economías desarrolladas en respuesta a la COVID-19 han hecho que muchos economistas hayan empezado advertir de la llegada de la inflación.

Los datos de ayer revelaron que la inflación intermensual en Estados Unidos fue de apenas un 0.3 %. Además, la inflación básica o la publicación del IPC básico, muy vigilado por la Fed como métrica para medir los niveles de inflación, se ha mantenido sin cambios en comparación con el mes anterior.

Este informe merece un estudio detallado porque todos los inversores del mundo saben que el precio del petróleo parece estar en constante crecimiento este año. De hecho, en este sentido, se trata del mejor comienzo de año de las últimas tres décadas y este fuerte movimiento al alza debería de terminar por verse reflejado en los datos de inflación.

Se ignoran los precios alimenticios y energéticos

Como ya se ha recogido anteriormente, el IPC del mes pasado apenas se vio incrementado en un 0.3 %.  Esto sigue a otro aumento del 0.4 % en el mes anterior, pero la Fed tiende a centrarse en el IPC básico.

El IPC básico no tienen en cuenta los precios de los alimentos y de la energía. Se cree que su alta volatilidad distorsiona los datos relativos a la inflación.

Una mirada más atenta a los datos de ayer muestra el porqué. El índice abarca una serie de bienes y servicios como lo son la ropa, los servicios de atención médica, la vivienda y los precios de los alimentos y la energía. De todos los elementos ponderados, los precios de la energía fueron los que más aumentaron. La subida de la energía es constante y parece acelerarse: del 0.7 % en noviembre al 2.6 % en diciembre y al 3.5 % en enero. Además, los precios de la gasolina y el gasoil subieron más de un 7 % y un 5 % respectivamente.

Lógicamente, si se dejan los precios de la energía fuera del IPC, la inflación es difícil de detectar. Pero el hecho es que los precios de la energía acabarán por provocar una subida de precios general. Pensemos en una empresa de transporte que se dedica a llevar todo tipo de productos a los comercios o incluso relacionada con la propia industria petrolera. Esta acabará por trasladar ese incremento de los precios energéticos a sus consumidores, que terminarán por pagar más. Y es ahí cuando subirá la inflación general o IPC.

Como se señaló en el informe de ayer, la tendencia ha comenzado. Es solo cuestión de tiempo que el IPC, en términos generales, suba más de lo que el mercado espera.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.