Home > Noticias > El índice ISM no manufacturero experimenta la mayor subida desde 1997

El índice ISM no manufacturero experimenta la mayor subida desde 1997

7 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Puede que los inversores que quieren una recuperación en forma de V hayan encontrado ciertos datos económicos de Estados Unidos que parecen acercarse a ella: el ISM no manufacturero. En el mes de junio, superó las expectativas y entró de lleno en territorio de expansión.

La mayor parte del sector servicios ha crecido: el Índice de Actividad Empresarial, el Índice de Nuevos Pedidos, el Índice de Entregas de Proveedores e, incluso, el Índice de Empleo. Sin embargo, hay un aspecto concreto que no ha entrado en el terreno del crecimiento. Sí, se trata del componente de empleo.

La recuperación de los servicios en Estados Unidos

Los datos muestran buenas noticias a muchos niveles. En primer lugar, las expectativas del mercado eran de un crecimiento hasta el nivel 50, la línea que marca la separación entre la expansión y la contracción. Si consideramos que la publicación del mes anterior marcaba una cifra de 45.4, incluso el nivel 50 habría significado progreso. En su lugar, el nivel 57 ha marcado el mayor crecimiento mensual desde 1997.

En segundo lugar, dado que la economía estadounidense se basa en los servicios, la evolución de este sector tiene un gran impacto sobre el PIB general. Por consiguiente, se espera que haya efectos indirectos de carácter positivo en los próximos datos del PIB.

En tercer lugar, si observamos algunas industrias del sector, vemos también una fuerte recuperación en el volumen de ventas. Por ejemplo, las empresas de agricultura, silvicultura, pesca y caza han experimentado un sorprendente aumento en los volúmenes de ventas en las últimas cuatro semanas. Todo esto sugiere que el consumidor está volviendo por sus fueros y que los inversores prestan una mayor atención a los datos que se avecinan en el calendario mensual. Incluso han aumentado los precios, lo que está calmando los nervios de los inversores que creen que se dan las condiciones perfectas para que la deflación se estabilice.

Sin embargo, hay que tener cuidado, especialmente al interpretar un índice como el ISM. Cualquier progreso se analiza en función del nivel del mes anterior. Es decir, si la economía se contrae un 50 % y luego crece un 5 %, el ISM muestra una expansión, pero lo cierto es que la actividad global está lejos de los valores iniciales.

Por otro lado, el componente del empleo es uno de los más seguidos por inversores y operadores. Por regla general, el ISM no manufacturero se publica en la misma semana de operaciones que el NFP, un par de días antes de que se den a conocer los datos de empleo (en esta ocasión, ha sido diferente debido a la fiesta nacional del 4 de julio). Los operadores piensan que el componente de empleo del ISM es una clara indicación de los que el NFP mostrará a continuación.

Puesto que el componente de empleo se ha mantenido por debajo del territorio de expansión, se puede concluir que el entusiasmo del NFP del pasado viernes no está justificado. Se necesitan más datos para comprender en su totalidad la fortaleza del informe del ISM no manufacturero de junio 2020.