Home > Noticias > El ganador se lo lleva todo

El ganador se lo lleva todo

12 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos están cada día más cerca y serán el motor de los mercados financieros en las próximas semanas. El mundo simplemente está esperando para ver quién ganará la Casa Blanca y el Congreso: la fe en el dólar estadounidense depende del resultado.

Se habla de diferentes escenarios en cuanto a la reacción del mercado según sea un demócrata o un republicano el que gane. No solo está en juego el control de la Casa Blanca y del Congreso. Con más de dos millones de estadounidenses que ya están votando, el mercado cuenta los días que faltan para el 3 de noviembre antes de hacer un movimiento decisivo.

Posibles escenarios para el USD

Trump ha prometido un histórico recorte de impuestos si es reelegido. Antes de abordar las posibles implicaciones de dicho recorte, centrémonos un momento en el asunto de la reelección. Todos los presidentes actúan de forma diferente durante su segundo mandato en comparación con el primero. La idea es que, durante el primer mandato, algunas de las medidas que se toman tienen en cuenta la posible reelección para un segundo mandato. Pero, durante el segundo mandato, las decisiones ya no se basan en prejuicios.

Así pues, Trump ha prometido un recorte masivo de los impuestos, pero su implementación depende de quién gane el Congreso. Es probable que un Congreso dividido considere un paquete de unos 2 mil millones de dólares como estímulo para ayudar a la economía a enfrentarse con la pandemia. Pero es posible que un Congreso republicano haga el recorte de impuestos además de considerar el paquete de estímulo.

Sin embargo, la victoria de Trump se ve como un movimiento alcista para el USD. La explicación la encontramos en la política exterior: hace ya muchos años que la guerra comercial entre Estados Unidos y China supone una gran incertidumbre y, siempre que la incertidumbre domina, el USD obtiene mejores resultados que sus pares.

Un Biden ganador y un Congreso demócrata se traducirán en un paquete de estímulos fiscales aún mayor. Los rumores del mercado apuntan a que se inyectarán en la economía unos tres mil millones de dólares o incluso más, con la atención puesta en programas de infraestructura, proyectos de sostenibilidad, etc. Un resultado de este tipo probablemente llevará a un USD más bajo a largo plazo, ya que es posible que Biden corrija las decisiones sobre política exterior que Trump ha tomado durante su primer mandato.

Una cosa es común tanto si ganan unos como otros: billones de dólares estadounidenses llegarán al mercado en un programa de expansión fiscal histórico.

Una estadística reciente indica que el 20 % de todos los USD existentes han sido creados en 2020. Sin embargo, todavía se esperan inversiones en los próximos años por valor de billones de nuevos dólares. Si esto no es aterrador tanto desde el punto de vista fiscal como monetario, nada lo es.

¿Cómo reaccionará el mercado de valores?

Tags: