Home > Noticias > El euro, insensible a las cuentas del BCE

El euro, insensible a las cuentas del BCE

21 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Hace algunos años, el BCE introdujo su versión de las actas que publica la Reserva Federal de los Estados Unidos. Con el nombre de «cuentas» del BCE, las actas revelan los debates que han tenido lugar en las reuniones del BCE, lo que han dicho los miembros del Consejo de Gobierno y cómo ve cada uno de ellos las decisiones en cuanto a política monetaria.

Las «cuentas» o las actas son clave para los participantes en el mercado por varias razones. Uno de los aspectos más importantes que conviene destacar es el hecho de que incrementan la transparencia y señalan las líneas que se han de seguir, algo que todo banco central se esfuerza por lograr.

Tono hawkish por parte del BCE

Las cuentas del BCE contienen, en esta ocasión, una declaración de corte hawkish. El comunicado de prensa afirma que el BCE ve adecuado el tamaño actual del Programa de Compras de Emergencia frente a la Pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) y considera que ha llegado al tope. La falta de flexibilidad en el objetivo del PEPP es un argumento hawkish en el sentido de que el BCE no hará más flexibilizaciones de aquí en adelante.

El programa PEPP no es otra cosa que una flexibilización cuantitativa que se pensó con la intención de crear dinero digital y para lograr un impacto sobre el balance del BCE. Su efecto secundario, en tiempos normales, es una moneda más débil.

Sin embargo, durante una crisis tan especial como lo es la del coronavirus, es difícil interpretar la declaración del BCE. Por una parte, cualquier indicio de que la flexibilización cuantitativa se detendrá debe considerarse una decisión hawkish. Por otro lado, la proactividad de los bancos centrales en sus respuestas a la crisis ha sido considerada, en sí misma, también hawkish, incluso si ello significaba una flexibilización cuantitativa.

El euro no se ha movido tras la publicación de las cuentas del BCE. Su destino depende en gran medida del USD y del comportamiento del mercado de valores de los Estados Unidos.

Puesto que la Fed ha bajado los tipos a cero y prácticamente todos los bancos centrales han hecho lo mismo, los operadores encuentran pocos o ningún incentivo a la hora de buscar rendimiento en el mercado de divisas. De ahí que el mercado de valores y el dólar estadounidense marquen la acción de los precios, que se mueven en una correlación estrecha y directa.

El par EUR/USD bajó ayer del 1.1960 al 1.18, principalmente como reacción a las actas de la FED que se habían publicado el día anterior. La gran pregunta de cara al futuro es si el índice Dólar ha tocado fondo y, en ese caso, qué significaría para el USD y el mercado de valores. Con las elecciones estadounidenses a la vuelta de la esquina, es probable que la volatilidad en el mercado de divisas vaya en aumento a medida que se acerca la fecha de las mismas.