Home > Noticias > El escándalo en torno a la distribución de las vacunas pesa sobre el euro

El escándalo en torno a la distribución de las vacunas pesa sobre el euro

Europa se enfrenta a una crisis existencial. En plena pandemia, la Unión Europea ha perdido a uno de sus miembros más valiosos: el Reino Unido. Muchos han comparado el Brexit con la elección de Trump en Estados Unidos. Tal vez porque ambos acontecimientos se produjeron en el mismo año y a pocos meses de distancia. Sin embargo, Trump se ha ido, pero el Brexit parece que va a ser permanente.

Herida por el Brexit, la Unión Europea se ha visto obligada a mostrar unidad, cohesión y una misma voz. De este modo, los miembros de la zona euro han elaborado uno de los paquetes de estímulo fiscal más ambiciosos del mundo. También han emitido deuda común, una política considerada impensable en la Unión Europea hasta no hace mucho.

En la misma dirección, la Comisión Europea ha estado negociando en nombre de todos los ciudadanos de la Unión Europea la compra de vacunas potencialmente eficaces contra la COVID-19. El objetivo era evitar que los estados más ricos compraran más y más rápido que los estados con menos recursos, ya que esto afectaría al propio pilar en el que se basa la Unión Europea: la unidad y la igualdad.

Tensión en Bruselas por el despliegue de las vacunas

Las tensiones comenzaron a aumentar durante el fin de semana. Por lo visto, algunas empresas farmacéuticas han anunciado retrasos en el proceso de entrega. Los motivos son variados. Una de ellas ha dicho que necesitaba ajustar la línea de producción para poder aumentarla. Otras, simplemente, anunciaron que se entregarían menos dosis.

Sin embargo, se rumorea que algunas empresas farmacéuticas han negociado precios mejores que los de la Unión Europea. Así, favorecen las entregas a otros países de otras partes del mundo que están dispuestos a pagar mucho más por las vacunas.

El problema aquí es doble. En primer lugar, la Unión Europea había prefinanciado el desarrollo de la vacuna. En segundo lugar, también ha prefinanciado la producción.

Enfrentada exactamente al tipo de problemas que intentaba evitar en primer lugar, la Comisión Europea ha dado aún más y ha «nacionalizado» la producción de las empresas farmacéuticas. Tal vez la palabra sea excesiva, pero, efectivamente, propuso a los 27 estados miembros que se pusiera en marcha un mecanismo de transparencia a las exportaciones lo antes posible. Más concretamente, antes de que se les permita exportar, las empresas farmacéuticas que produzcan en Europa deberán proporcionar una lista con el destino, así como los contratos pertinentes.

Lógicamente, esto tiene el potencial de aumentar aún más. Para los operadores de divisas y, especialmente para aquellos que operan con el euro, supone un problema. No solo retrasa la potencial recuperación económica, sino que, además, amenaza la propia unidad sobre la que se construye la Unión Europea.

La población comienza a culpar a los gobiernos y a Bruselas de la penosa infraestructura disponible para el despliegue de las vacunas. Nadie entiende cómo es posible que el Reino Unido, Israel o Estados Unidos estén tan arriba en la vacunación de su población mientras que Europa apenas ha inoculado la vacuna al 2 % de la suya.

Si a esto le añadimos los cierres europeos en Alemania o Francia, el panorama del euro se muestra sombrío en el corto plazo. ¿Quizá sea el momento de que el EUR/USD se mueva por debajo de 1.20?

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.