Home > Noticias > El elevado ahorro de los consumidores, otra fuente de estímulo económico

El elevado ahorro de los consumidores, otra fuente de estímulo económico

La pandemia ha cambiado la forma en la que los consumidores gastan sus ingresos. Los estudios económicos nos dicen que durante los periodos de incertidumbre la tasa de ahorro aumenta a medida que la gente pospone el gasto.

En todo el mundo se han observado altas tasas de ahorro con el consumidor estadounidense a la cabeza. En otras palabras, hay mucho dinero parado en cuentas de ahorro listo para utilizarse en caso de que vuelva el optimismo.

El optimismo está justificado. Estados Unidos vacuna a más 2.5 millones de personas al día y la economía parece estar recuperándose con fuerza tal y como recoge el último informe NFP. Como consecuencia, los rendimientos han subido, lógico en escenarios así, sin que la Fed haya dado señales de querer detener dicho aumento. Todo lo contrario: la semana pasada, el presidente de la Fed, Jay Powell, no dijo que el movimiento de los rendimientos fuera desordenado, lo que indica que la Fed no se siente incómoda. Por ello, dichos rendimientos subieron aún más, lo que provocó una fuerte reacción por parte del dólar.

¿Es posible que que la Fed permita rendimientos mayores sea un signo del creciente optimismo respecto a la recuperación económica? De ser así, el optimismo debería desencadenar una oleada de gasto por parte del consumidor estadounidense, ya que el capital simplemente está ahí tal y como recoge la elevada tasa de ahorro. Como muestra el gráfico anterior, no se trata únicamente de Estados Unidos, sino que el consumidor mundial ha reaccionado de forma similar.

Si vuelve el optimismo, una ola de dinero en movimiento impulsará la economía mundial. La tasa de ahorro es lo que la Fed y otros bancos centrales quieren bajar, ya que ayudaría fuertemente a la recuperación que se lleva esperando desde hace tiempo y de la que parece haber sólidas señales.

Tasas de ahorro e inversión altas

La nueva realidad es que los consumidores parecen haber cambiado su forma de consumir. Al disponer de más tiempo en internet, gran parte del estímulo fiscal recibido por los ciudadanos estadounidenses ha terminado directamente en el mundo de la inversión. Por tanto, no solo la tasa de ahorro ha crecido, sino también la inversora.

El mejor ejemplo proviene de uno de los lanzamientos más recientes de ETF. David Portnoy se ha convertido en una leyenda entre los inversores minoristas, ya que fue quien lideró a una masa inmensa de operadores minoristas para comprar en la caída de la bolsa durante el colapso de marzo-abril de 2020. La jugada le dio fama mundial y, a principios de este mes, ha lanzado un ETF llamado BUZZ.

Ha acabado con cerca de 500 millones de dólares el primer día. Esto ha empequeñecido otros lanzamientos de renombre a cargo de JP Morgan o Fidelity, entre otros. El inversor minorista, por lo tanto, parece tener mucho dinero ahorrado: cuanto más rápido el gobierno y los banqueros centrales convenzan a la población para que gaste sus ahorros en la economía real, mejor para la recuperación económica.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.