Home > Noticias > El descenso en el número de plataformas petrolíferas parece no tener fin

El descenso en el número de plataformas petrolíferas parece no tener fin

25 mayo, 2020 By Mircea Vasiu

En abril de 2020, se produjo uno de los acontecimientos más extraordinarios de la historia financiera: el precio del petróleo cayó a un negativo de -37 $ antes de volver a repuntar hasta cero. Con las economías cerradas, los titulares de los contratos de futuros con finalización en mayo estaban dispuestos a pagar hasta 40 $ para evitar la entrega física de petróleo crudo.

La caída del precio del petróleo continúa creando víctimas, especialmente en la industria del esquisto en los Estados Unidos. El reciente desacuerdo entre Rusia y Arabia Saudita sobre el recorte de los niveles de producción se ha considerado como una forma de dañar la industria del esquisto de los Estados Unidos por parte de Rusia (EE.UU. se convirtió en exportador neto de petróleo en 2019 tras décadas apartado de ese estatus). El conteo de plataformas Baker Hughes en los Estados Unidos muestra que el número de plataformas sigue en descenso: 35 plataformas menos en la semana que terminó el 15 de mayo, que se suman a las más de 600 perdidas en un año.

Desafíos para la industria del petróleo de esquisto en los Estados Unidos

La industria del esquisto se ha visto fuertemente afectada debido a la reducción del número de plataformas. No es sorprendente que muchos productores vendan su producción por debajo de los costos de la misma, ya que la demanda de productos petrolíferos se ha colapsado. Por ejemplo, el tráfico aéreo mundial está un 62 % por debajo de los niveles anteriores a la crisis, aunque se va recuperando a medida que las economías comienzan a levantar las restricciones.

El número de plataformas en la Cuenca del Pérmico ha disminuido un 47 % en relación con el mismo período del año pasado, lo que refleja las dificultades que enfrentan los productores de esquisto. Además, es probable que el descenso en el número de plataformas se extienda.

Una encuesta realizada por el banco de inversiones Cowen entre los inversores y participantes en esta industria ha dado como resultado un sentimiento más pesimista en la industria norteamericana del esquisto del que se refleja actualmente en el mercado. Según Platts Analytics, los productores de Estados Unidos deben recortar su producción en más de 3 millones de barriles al día durante los próximos meses para compensar la disminución de la demanda provocada por la pandemia del coronavirus.

Los recuentos de plataformas de Baker Hughes son decisivos para entender la industria del petróleo, tanto los datos referidos a la perforación como a los proveedores. El número de plataformas activas actúa como uno de los principales indicadores de la demanda de productos utilizados para producir y procesar hidrocarburos y es, también, un indicador importante del crecimiento económico.

El crecimiento económico estimula un mayor consumo de petróleo y los inversores buscan las primeras señales de que la demanda de productos derivados del petróleo crece: un incremento en el número de plataformas indica que la economía se recupera y el ciclo comercial puede cambiar.

Por lo tanto, en el contexto de la actual recesión económica, un aumento en el número de plataformas ofrece una perspectiva optimista que sugiere que la recuperación económica mundial está a punto de comenzar.