Home > Noticias > El déficit comercial de los EE.UU. creció en mayo

El déficit comercial de los EE.UU. creció en mayo

3 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Junto con la publicación del NFP, el balance comercial de los Estados Unidos en el mes de mayo 2020 revela un crecimiento del déficit: 54 600 millones en mayo comparado con los 49 800 millones del mes anterior. En cierta manera, el informe confirma las expectativas sobre el crecimiento del déficit en mayo, pero la previsión era de 53 000 millones.

El Trade Balance (Balance Comercial), si bien se considera una información muy secundaria en cuanto a su importancia en el conjunto del calendario económico, ofrece datos relevantes para los operadores que quieren profundizar en los fundamentos de una economía. En este caso, el déficit comercial creció por tercer mes consecutivo, a la vez que también lo hacía el promedio de los tres últimos meses.

Detalles sobre el déficit del comercio internacional de bienes y servicios en los EE.UU.

En pocas palabras, tanto las exportaciones como las importaciones cayeron. Puesto que la caída de las exportaciones (-4.4 %) superó la caída en las importaciones (-0.9 %), el déficit creció +9.7 % durante el mes de mayo.

¿Por qué en mayo?

El informe del Trade Balance se publica mensualmente, más de un mes (unos 35 días) después de haber terminado el mes anterior. Refleja la demanda de la moneda nacional (en este caso, el dólar) en relación con la demanda de exportación: para pagar las mercancías que se exportan fuera de los Estados Unidos, hay que utilizar el dólar estadounidense. Por lo tanto, un incremento en las exportaciones siempre es bueno para una moneda y viceversa.

En este caso, la desaceleración de las exportaciones apunta a un panorama sombrío para el USD si solo utilizamos esta métrica. Si consideramos que la demanda de exportaciones también afecta a los precios a nivel de fabricación, vemos una mayor presión a la baja sobre la inflación y las expectativas relacionadas con la misma: aquí tenemos otra pista de por qué la Fed está en lo cierto en cuanto a sus planes futuros, una política monetaria acomodaticia en los próximos años.

Para aquellos interesados en obtener más detalles, el balance comercial en realidad muestra un superávit con algunos países (por ejemplo, Brasil, países de Centroamérica o Reino Unido). Sin embargo, el grueso del comercio recoge un déficit con los principales socios, como la Unión Europea, Japón, Canadá o Arabia Saudita.

En general, no hay nada sorprendente en el índice del Trade Balance. No muestra ningún cambio en la política comercial general de los Estados Unidos. Si tenemos en cuenta las actuales negociaciones comerciales entre China y los Estados Unidos durante los dos últimos años y la forma en que EE.UU. ha llevado a cabo las negociaciones con todos sus socios importantes, el informe del Trade Balance sigue siendo un indicador que hay que seguir vigilando para avanzar, especialmente si consideramos las próximas elecciones presidenciales de los Estados Unidos en noviembre.