Home > Noticias > El crecimiento del PIB de la zona euro se acelera

El crecimiento del PIB de la zona euro se acelera

23 julio, 2020 By Mircea Vasiu

La tan esperada cumbre de la UE tuvo lugar el pasado fin de semana. El acuerdo alcanzado se dio a conocer a principios de esta. Dicho acuerdo se ha celebrado por parte de los mercados financieros, pero también por instituciones y gobiernos. Todo el mundo ha tenido palabras positivas sobre lo logrado: deuda conjunta y política fiscal común.

Aunque todavía está en una fase embrionaria, el acuerdo sienta las bases para otros pasos similares en un futuro. De repente, el euro ha dejado de ser una moneda condenada al fracaso y se ve como una alternativa viable a otras monedas fiduciarias.

Desde la apertura de operaciones el lunes, el euro ha subido en todo el tablero: tanto los pares principales como otros cruces han celebrado el resultado de las negociaciones. El par EUR/USD ha alcanzado los 1.16 a última hora del miércoles, mientras que el par EUR/JPY ha superado los 124 por segunda vez en dos meses.

Ya se están haciendo cálculos. Como todo el mundo sabe, solo el fondo de recuperación de la UE es responsable de mover el PIB de la eurozona, aunque no lo hace de manera igual para cada país. A juzgar por esta medida, la cumbre de la UE ha sido todo un éxito.

El crecimiento del PIB camina hacia la recuperación de los niveles previos a la pandemia de hace seis meses

La duración de las negociaciones de la cumbre ha puesto de manifiesto la complejidad de los debates. El plan original que la Comisión Europea había hecho público hace un par de meses hablaba de 750 mil millones de euros a repartir entre subvenciones y préstamos.

Los estados del norte querían más préstamos que subvenciones y los estados del sur, lo contrario. Para llegar a un compromiso, el fondo de recuperación (RRF), que es solo una parte de los 750 mil millones de euros, se ha dividido entre préstamos y ayudas directas. Por desgracia, para alcanzar el acuerdo, muchas de las innovaciones que contenía el plan original han desaparecido. Puede que funcione, pero lo cierto es que la necesidad de dinero ha reemplazado una planificación estratégica.

Los mercados, tal y como hemos mencionado antes, se han mostrado satisfechos con el resultado. Si tenemos en cuenta solo el impacto sobre el PIB de la eurozona, hacen bien. El fondo de recuperación debería impulsar las perspectivas de crecimiento de la eurozona y añadir entre un 0.5 % y un 2 % a cada país.

Como resultado, se espera que el PIB total de la eurozona se recupere a los niveles previos a la pandemia de hace seis meses mucho antes de lo previsto, a finales de 2021 y no a mediados de 2022. De todas formas, queda mucho por recorrer, pero sin duda es una estadística positiva.

Como siempre, la extrapolación de las cifras debe hacerse con cautela. Si bien los cálculos son correctos, parten de que otros factores se mantengan estables en el horizonte inmediato.

Dicho de otro modo, cualquier empeoramiento de la situación en el frente de la pandemia cambiará totalmente los cálculos. Sin embargo, al menos, se ha sentado un precedente sobre cómo se pueden hacer las cosas para resolver el problema del dinero.