Home > Noticias > El boom de Internet, lejos de haber llegado a su fin

El boom de Internet, lejos de haber llegado a su fin

13 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

El reciente aumento en los precios del mercado de valores ha llevado a los inversores a cuestionarse los fundamentos. Simplemente no tiene ningún sentido pujar por las compañías tecnológicas y de Internet a valores tan altos, ¿no es cierto?

Pero si, como inversor, uno desea poner su capital a trabajar en negocios lucrativos, con un alto potencial futuro, las empresas de Internet son idóneas. Empresas como Microsoft, Amazon, Zoom y Alphabet (las que más suben sus acciones hoy día) son las que más se van a beneficiar del número de personas que se prevé que se unan a la World Wide Web en los próximos años.

Grandes oportunidades para crecer

Asia meridional representa la mayor zona con potencial de crecimiento: mil millones de personas no están aún conectadas. India figura a la cabeza con casi 700 millones. Así pues, no es de extrañar que Amazon haya invertido considerables cantidades de dinero en este país y lo considere como uno de los mercados clave por lo que se refiere al potencial de crecimiento en un futuro.

Sin embargo, no se trata solo de los mercados emergentes o fronterizos. Solo en los Estados Unidos se han añadido dos millones de nuevos usuarios a Internet en los últimos doce meses, ya que la conectividad está llegando a las zonas más difíciles. Los países del norte de Europa tienen el mayor nivel de conectividad y Suecia y Noruega casi alcanzan la totalidad de su población.

En otras partes del mundo, no obstante, todavía falta mucho para lograr que todo el mundo esté conectado, lo cual refleja el potencial que se abre para las empresas de Internet y para las que ofrecen productos y servicios auxiliares. Este es el panorama general, la razón por la que las empresas crecen a un ritmo asombroso y es probable que así siga siendo.

Es una situación particularmente importante en una época en la que la globalización ha dado un paso atrás. Puesto que la gente viaja menos, sale menos y se queda más en casa, consume más Internet y productos relacionados con la red. Ordenadores, teléfonos, software… todo lo que facilite el acceso a Internet está experimentando una fuerte demanda. Cualquier empresa que ofrezca productos y servicios relacionados con ordenadores, teléfonos y software están funcionando mucho mejor que antes de la crisis.

La cifra de personas no conectadas muestra cuánto queda por hacer. Por lo tanto, las empresas tecnológicas están lejos de estar sobrevaloradas. Sí, es cierto que los valores actuales están por las nubes si usamos las métricas actuales. Pero si pensamos en el panorama general y lo relacionamos con el cambio en el comportamiento de los consumidores, vemos que el potencial es extraordinario.