Home > Noticias > El BCE y la Fed toman caminos disímiles

El BCE y la Fed toman caminos disímiles

El jueves pasado, el Banco Central Europeo (BCE) lanzó lo que se suponía que iba a ser la primera declaración de política monetaria importante de este año 2021. De hecho, lo fue si tenemos en cuenta solo las expectativas del mercado en torno al suceso, la presión sobre los operadores del euro y lo que el BCE dijo finalmente.

Como era de esperar, el BCE volvió a fallar en lo que respecta a la comunicación. En claro contraste con el BCE dirigido por Mario Draghi, la política de comunicación del BCE de Christine Lagarde es muy confusa para los actores del mercado. Tan confusa que a menudo se da el caso de que otros miembros del BCE intervienen en los días posteriores a decisiones importantes de la entidad para aclarar cuál era el mensaje que se pretendía dar en primera instancia.

Esto es justo lo que ha ocurrido tras la reunión de marzo. A principios de esta semana, Isabel Schnabel, directora ejecutiva del Consejo del BCE, explicó con más detalle que las compras acumuladas del PEPP no deben interpretarse por su volumen semanal, lo que ofrece una mayor claridad sobre lo que el BCE estipula como una compra significativamente mayor para el segundo trimestre de este año.

No sucede lo mismo con la Fed. En lugar de flexibilizar, esta se enfrenta a la dificultad de cómo anunciar condiciones acomodaticias sin que se filtren indeseados enfoques hawkish.

Europa, muy atrás en la carrera por la vacunación

Se espera que la Fed sugiera hoy que los tipos de interés permanecerán a la baja en el futuro próximo pero con muchas posibilidades de subirlos para 2023. En otras palabras, ya está preparando el terreno para revertir sus políticas (y es lógico, pues la recuperación económica parece comenzar a ser una realidad palmaria).

En gran medida, esta recuperación económica está amparada por la gran campaña de vacunación. En este sentido, Estados Unidos lidera la recuperación económica por, al menos, un mes y medio. Y esto se daba antes de que muchos de los países europeos prohibiesen el uso de la vacuna de AstraZeneca por motivos de seguridad sanitaria (una vacuna que ya se había entregado y estaba preparada para usarse). La proyección de la recuperación implicaba el uso de todas las dosis de AstraZeneca y el retraso puede costar tanto vidas como porcentajes importantes del PIB.

Más allá de eso, los dos bancos centrales más poderosos del mundo vuelven a divergir, algo que ya hicieron en la gran crisis financieras de 2008-2009. Hace algunos años, la Fed pudo incrementar los tipos de interés a 2.75 %, con margen para luchar contra la siguiente crisis. El BCE, sin embargo, no los movió del -0-5 %, lo que le ha llevado a tener más dificultades para responder ante la pandemia de la COVID-19 que está azotando al mundo.

Finalmente, incluso el entusiasmo del Fondo de Recuperación parece diluirse. Casi un año después del anuncio, todavía no se ha entregado ni uno solo euro, algo que contrasta enormemente con lo que está sucediendo al otro lado del Atlántico.

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, así como también, proporcionar funciones en las redes sociales y ofrecerle una mejor experiencia al usuario. La aceptación del uso de cookies se dará por la continuación de la navegación por el sitio web o al hacer clic en el botón "Aceptar, gracias"