Home > Noticias > El BCE supera a la Fed en flexibilización cuantitativa y está a punto de comprar más bonos

El BCE supera a la Fed en flexibilización cuantitativa y está a punto de comprar más bonos

4 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Esta es una semana muy importante para los mercados financieros a todos los niveles. Además de las elecciones en los EE.UU. que han copado los titulares (y la volatilidad del mercado) durante los últimos meses, tres importantes bancos centrales han emitido, o se preparan para hacerlo, sus decisiones sobre política monetaria.

Hasta ahora, el Banco de la Reserva de Australia indicó una mayor flexibilización de su política el pasado martes. Incrementó el ritmo del programa de flexibilización cuantitativa e hizo un nuevo recorte a la tasa de interés del dinero en efectivo. Mañana, el Banco de Inglaterra y la Fed en los Estados Unidos serán los siguientes en comunicar sus decisiones. Por lo que se refiere al Banco de Inglaterra, el mercado espera otro incremento en el programa de flexibilización cuantitativa (QE) de alrededor de 150 o 200 mil millones de libras esterlinas. En cuanto a la Fed, puede que hagan más flexibilización, pero, hasta ahora, el banco central estadounidense no ha dado ninguna pista.

El BCE a toda máquina detrás del Banco de Japón

El gráfico superior muestra lo lejos que han ido los bancos centrales durante la pandemia del coronavirus. Existe un consenso entre los banqueros centrales sobre la idea de que los programas de flexibilización cuantitativa son más efectivos que la flexibilización de la política monetaria. Es decir, son más efectivos que el recorte de los tipos de interés por debajo de cero.

La primera reacción a la crisis por parte de todos los bancos centrales de las economías desarrolladas fue bajar los tipos de interés a cero o muy cerca de ese nivel. Los que ya tenían el tipo casi en territorio negativo (por ejemplo, el BCE) se comprometieron con programas de flexibilización cuantitativa y otras formas de flexibilización (por ejemplo, una guía explícita para seguir hacia adelante).

De una forma u otra, todos estos bancos centrales se han embarcado en los programas QE. El proceso incluye la compra de bonos de sus propios gobiernos (es decir, deuda) con el objetivo de disminuir los rendimientos. Al hacer esto, el BCE se acerca más al Banco de Japón si comparamos los porcentajes de las compras de valores negociables o deuda emitida por sus gobiernos durante la pandemia por parte de ambos bancos centrales.

El BCE supera incluso a la Fed (71 % vs. 57 %) y amenaza con superar al BOJ más pronto que tarde. La semana pasada, el BCE insinuó que flexibilizaría aún más las condiciones monetarias de la eurozona. Sin embargo, el BCE ya tiene la tasa de facilidad de depósito en territorio negativo desde hace varios años. Por lo tanto, la manera más efectiva de incrementar la flexibilización es comprar bonos de los bancos nacionales, pero también los nuevos bonos emitidos por la Comisión Europea (es decir, los bonos SURE).

Si ese va a ser el caso, el BCE amenaza con convertirse en el banco central con el mayor porcentaje de deuda comprada durante la pandemia. Sin embargo, si tenemos en cuenta que muchas economías europeas están en modo de cierre por segunda vez este año, el BCE puede que no tenga otras opciones.

Tags:
FED