Home > Noticias > El BCE sugiere más flexibilización para el próximo trimestre

El BCE sugiere más flexibilización para el próximo trimestre

El Banco Central Europeo (BCE) presentó ayer su política monetaria. Ha sido el acontecimiento más destacado de la semana, aunque eclipsado, sin embargo, por el nuevo paquete de estímulo fiscal anunciado hace unos días por el gobierno estadounidense.

Con ello, el listón estaba muy alto para el BCE. A principios de año, algunos miembros del BCE insinuaron que el banco central flexibilizaría un poco más las condiciones monetarias en respuesta al endurecimiento no deseado provocado por el aumento de los rendimientos a largo plazo provocados por los sucesos dados en la economía de Estados Unidos.

De inmediato, el BCE anunció que aumentaría significativamente las compras en el marco de su programa PEPP. El anuncio se produjo a cuarenta y cinco minutos de la rueda de prensa y el BCE hizo una gran entrada. El euro no reaccionó porque la conferencia de prensa es siempre más importante que el anuncio en sí. Es aquí donde el BCE ha sonado inseguro, ambiguo y ha mandado, una vez más, un mensaje dudoso.

Conservar las condiciones de financiación favorables: El nuevo objetivo del BCE

La conferencia de prensa comenzó muy bien, con Christine Lagarde, la presidenta del BCE, leyendo la declaración del Consejo de Gobierno. Por otro lado, presentó los nuevos datos de los servicios económicos sobre el crecimiento y la inflación en el futuro: una perspectiva equilibrada, podría decirse, teniendo en cuenta los retos que se avecinan (por ejemplo, la pandemia, las amenazas inflacionistas o la recuperación económica).

Todo fue bien para el BCE hasta la primera pregunta por parte de los medios. Ante la pregunta de qué se quería decir con «compras significativas», la presidenta del BCE no supo dar una respuesta adecuada. Dudó, evitó la cuestión y eludió dar una respuesta. En otras palabras: no sabemos qué se quería decir con «significativo», solo sabemos que el BCE empezará a comprar más incluso a partir del próximo lunes.

La presidenta del BCE continuó con una explicación de por qué el BCE está flexibilizando: para mantener las «condiciones de financiación favorables». Sin embargo, al tratar de explicar el concepto, que es la piedra angular del BCE en este momento, Lagarde no volvió a sonar convincente.

Así, en lugar de mejorar su comunicación, como se esperaba y como era necesario, el BCE parece haberla empeorado. En primer lugar, no hay claridad sobre el volumen de las futuras compras. En segundo lugar, la explicación del nuevo enfoque por parte del BCE se parece a cualquier cosa menos a un Consejo de Gobierno decidido y dispuesto a actuar ya. Por último, el BCE sigue dando la impresión de ir a remolque respecto a lo que hace Estados Unidos.

A la pregunta de por qué el BCE no había aumentado las compras antes, la respuesta de Lagarde fue que quería esperar a tener más datos del personal. Esta es una respuesta correcta, de hecho, pero con un gran problema: estamos en una pandemia y en situación de emergencia, y el BCE parece complaciente (por decirlo en términos suaves).

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, así como también, proporcionar funciones en las redes sociales y ofrecerle una mejor experiencia al usuario. La aceptación del uso de cookies se dará por la continuación de la navegación por el sitio web o al hacer clic en el botón "Aceptar, gracias"