Home > Noticias > El Banco de Japón, preparado para renunciar al control de la curva de rendimiento

El Banco de Japón, preparado para renunciar al control de la curva de rendimiento

En una semana en la que todo el mundo está atento a la transferencia de poderes en Estados Unidos, Japón también ha protagonizado un movimiento importante pese a no aparecer en los titulares de más protagonismo. Al comienzo de la semana de operaciones, el Banco de Japón (BOJ) ha insinuado que está listo para renunciar a las medidas de control que había adoptado respecto a la curva de rendimiento.

El Banco de Japón se considera uno de los bancos centrales del mundo más proactivos. Y debe serlo (la economía japonesa sufre una deflación de décadas, y la institución ha tenido dificultades para llevar la inflación a su objetivo del 2 %). Parte de sus esfuerzos para crear inflación han sido un proceso de flexibilización cuantitativa (QE) que ha excedido por mucho la escala vista en otras jurisdicciones. Las noticias de Reuters de esta semana señalan que el Banco de Japón está preparado para frenar su control sobre la curva de rendimiento, lo que permitiría así a los rendimientos un aumento a largo plazo.

¿Pero por qué esto es importante y qué significa para la moneda local, el yen japonés (JPY)?

El Banco de Japón, preparado para ayudar al sector bancario local

Los bancos japoneses (y en cierta medida también los europeos) han sufrido durante mucho tiempo por la política monetaria flexible y los tipos de interés negativos del Japón. Por ello, su rentabilidad ha estado disminuyendo de forma constante.

Cualquiera que haya invertido en el sector bancario japonés en la última década más o menos ha visto como sus inversiones han rendido a la baja mientras el mercado de valores lo hacía en el sentido contrario. La disminución de la rentabilidad ha llevado a muchos políticos del Japón a buscar un cambio en los tipos de interés a largo plazo en aras de mejorar los márgenes de los bancos.

Y aquí está el truco: al dejar que los rendimientos a largo plazo aumenten, el Banco de Japón llevará a cabo un ajuste monetario de facto en un mundo en el que todos están apostando por la flexibilización. Por lo tanto, hablamos de una medida que favorecerá la inversión en yenes, especialmente desde que la Reserva Federal, el BCE y otros bancos centrales de renombre han preferido apostar por tasas cercanas al nivel cero o incluso por debajo de este, al menos, en el futuro cercano.

Por lo tanto, los operadores deberían centrarse en la forma en la que el Banco de Japón decidirá comunicar el cambio de política para evitar una apreciación agresiva del yen. Al cambiar la política a un marco de control de la curva de rendimiento asimétrico, el Banco de Japón, efectivamente, establece el escenario propicio para la apreciación de la divisa japonesa, ya que permite que los rendimientos a largo plazo aumenten. El yen, actualmente, muchos lo perciben como barato y, de cambiar la política hacia enfoques más hawkish, el Banco de Japón confirma sin tapujos que está dispuesto a ver cómo su moneda se fortalece.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.