Home > Noticias > El Banco de Japón espera una recuperación gradual de la economía japonesa

El Banco de Japón espera una recuperación gradual de la economía japonesa

18 junio, 2020 By Mircea Vasiu

El martes de esta semana, el Banco de Japón (BOJ) dio a conocer su informe de política monetaria para el mes de junio, un anuncio especialmente importante debido a los retos provocados por la crisis de la pandemia del coronavirus. Si bien mantendrá sin cambios la política monetaria, el BOJ reafirmó su voluntad de ir más allá en el apoyo a la economía local en caso de que fuese necesario.

No obstante, el BOJ sí ha comunicado ciertas novedades esta semana: ha mejorado sus medidas de apoyo al crédito empresarial. Desde el comienzo de la crisis del coronavirus, el BOJ ha puesto en marcha varios programas para sostener la economía como, por ejemplo, dar apoyo a la financiación empresarial, compra constante de ETF (fondos de inversión cotizados) y una asistencia activa para estabilizar los mercados financieros a través de compras ilimitadas de bonos del gobierno japonés (JGB) y operaciones en dólares estadounidenses.

La decisión en política monetaria para el mes de junio del BOJ: detalles importantes

Además del nivel de los tipos de interés, a los operadores les interesan particularmente la visión del BOJ sobre el control de la curva de rendimiento (YCC) y los cambios en el programa de compra de activos. Cualquier sorpresa en cualquiera de estos dos elementos, muy importantes para la política monetaria japonesa, es suficiente para crear una masiva volatilidad en los pares del yen.

En este mes de junio, el BOJ ha decidido no hacer ningún cambio en los tipos de interés, tanto en su política a corto como a largo plazo. El banco aplicará un interés negativo del -0.1 % a las cuentas corrientes que las instituciones financieras tienen en él, mientras que, en las tasas de interés de la política a largo plazo, se centrará en que el rendimiento a 10 años del JGB (Bono del Gobierno Japonés) se mantenga alrededor del cero por ciento.

En cuanto al programa de compra de activos, el BOJ sigue siendo un activo comprador de Fondos de Inversión Cotizados (ETF) y de J-REITs (Japanese Real Estate Investment Trusts) con un máximo de 12 billones de yenes para los ETF y 180 billones para los J-REITs respectivamente.

Volviendo a la compra de bonos corporativos, el BOJ ha anunciado que continuará haciéndolo hasta finales de marzo de 2021, hasta un máximo de 7.5 billones de yenes. En definitiva, hablamos de una política monetaria de gran flexibilización por parte de Japón, con el añadido de que afirma estar preparada para hacer más si las medidas de control de la curva de rendimiento (YCC) así lo requieren. Por ejemplo, el BOJ ha dejado claro que, en caso de un rápido incremento de los rendimientos, aumentaría rápidamente y en consonancia sus compras de activos de JGB.

En resumen, el crecimiento del balance del BOJ hasta ahora ha sido el resultado de una mezcla entre continuas operaciones de suministro de USD, ETF y compra de bonos del Tesoro, así como de medidas adaptadas para responder a la pandemia de la COVID. Las compras de JGB se mantienen constantes, pero el BOJ está listo para intervenir si la política de control de la curva de rendimiento (YCC) requiere un aumento de dichas compras.