Home > Noticias > EL Banco de Inglaterra da pistas sobre tipos negativos

EL Banco de Inglaterra da pistas sobre tipos negativos

18 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Un día después de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, Federal Open Market Committee, por sus siglas en inglés), le llegó el turno al Banco de Inglaterra (BOE, también por sus siglas en inglés) de tomar una decisión sobre el nivel de los tipos de interés y el conjunto de la política monetaria en el Reino Unido. No ha habido cambios por parte del BOE, pero los participantes en el mercado se han sorprendido al escuchar que el banco está estudiando activamente los tipos de interés negativos.

Esta es la segunda vez que el BOE sugiere que podría llevar la tasa por debajo de cero. La primera vez que lo hizo, la libra esterlina (GBP) reaccionó con fuerza aunque por un corto período de tiempo. La reacción de ayer fue mixta: después de una caída inicial, la GBP recuperó el terreno perdido y, en algunos casos, incluso ganó al final del día.

Carta sobre la inflación del Banco de Inglaterra

Lo que ha hecho el BOE tiene un nombre en el mundo financiero: lanzar un globo sonda. Cada vez que un banco central quiere ver el posible efecto de una política monetaria nueva o poco convencional, usa este tipo de estrategia. Al principio, se trata de una sencilla mención a la intención del banco. Por lo general, la primera comunicación aparece en un evento de bajo perfil, como un discurso o una entrevista, algo que no esté estrechamente relacionado con el principal evento sobre política monetaria que ya se ha programado.

A continuación, se menciona la intención en el informe oficial de política monetaria. Por último, finaliza el proceso con la implementación. Hasta ahora, eso es exactamente lo que el BOE ha hecho. En otras palabras, no sería una sorpresa que el banco bajase los tipos por debajo de cero en un futuro no muy lejano.

Ayer, el BOE decidió no cambiar su política monetaria. Ha seguido los pasos de otros grandes bancos centrales en diferentes jurisdicciones (por ejemplo, la Fed, el BCE o el RBA). La táctica en esta reunión ha sido un enfoque basado en la espera de los acontecimientos.

El tipo bancario actual está ligeramente por encima de cero. Se sitúa en el 0.1 % y está acompañado por un paquete de flexibilización cuantitativa de 745 mil millones de libras esterlinas. La inflación en el Reino Unido es actualmente de un 0.2 %, muy por debajo del objetivo del 2 %, y es el principal motivo de ese anuncio del BOE de estudiar tipos de interés negativos.

Siempre que la inflación se aleja del objetivo en más de un punto porcentual, el gobernador debe enviar una carta al canciller en la que explique por qué sucede eso. La llamada «Carta sobre la inflación» da al mercado la oportunidad de conocer los pensamientos del BOE después de una reunión en la que no hay cambios en su política monetaria.

La carta de ayer dibuja un panorama sombrío tanto para la inflación como para la economía en general del Reino Unido. Si a esto le añadimos la incertidumbre del Brexit, entenderemos por qué el BOE está preparado para tomar una decisión ten controvertida: desplazar el tipo de interés a territorio negativo.