Home > Noticias > El Banco de Inglaterra apuesta por aumentar la flexibilización cuantitativa para ayudar a la economía británica en este 2021

El Banco de Inglaterra apuesta por aumentar la flexibilización cuantitativa para ayudar a la economía británica en este 2021

Si hay algo que los inversores han notado en este comienzo de año bursátil es la falta de titulares en torno al Brexit. Se trataba de uno de los asuntos más espinosos de la historia, pero terminó con un acuerdo sólido y ambas partes comprometidas con llevarlo a buen puerto.

Por un lado, la Unión Europea pierde con ello a uno de sus aliados y socios más longevos, sin mencionar el enorme mercado y poderosa economía de este. Por otro, el Reino Unido ha perdido acceso al mayor mercado único del mundo. A día de hoy, viajar a la Unión Europea desde el Reino Unido exige un visado. Además, para importar algo de un país europeo, el país necesita pagar determinados aranceles y costes aduaneros.

Pese a todo, la vida continúa. Los desafíos para el Banco de Inglaterra y la economía del Reino Unido no han hecho más que empezar. 2020 ha sido un año difícil para todos los países debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. El Reino Unido ha sufrido más debido al inminente Brexit. Como tal, el virus ha dejado un enorme agujero en la producción de la región. Se espera que la economía se recupere durante 2021 y 2020, pero todo depende de cómo se contenga el virus y de cómo se desarrollen los esfuerzos de vacunación.

El apoyo de las autoridades sigue siendo crucial

Los medios de comunicación del Reino Unido están repletos de historias sobre empresas que se han hundido tras el Brexit. Por ejemplo, aquellas que solían exportar a la Unión Europea ahora requieren de un cliente europeo y de rellenar una serie de formularios extra que permitan llevar la exportación a cabo. ¿Para qué va a hacer eso un cliente de la Unión Europea si puede abandonar a la empresa británica por un competidor de la zona euro? Podríamos decir por la calidad que ofrecen los británicos. Pero si es la calidad y no el precio lo que interesa, entonces: ¿Por qué casi todos los productos provienen de China? El coste, por lo tanto, el precio final, prevalece.

Sin un estímulo potente, la economía británica no podrá sostenerse a sí misma. Se espera que el Banco de Inglaterra anuncie una mayor flexibilización cuantitativa para este año y que incluso sitúe los tipos de interés en territorio negativo.

En el segundo trimestre del año anterior, el PIB del Reino Unido se contrajo en un 19.8 % (una cifra brutal y, de lejos, una de las cifras más preocupantes del mundo). En el siguiente trimestre rebotó y creció un 15.5 %, pero la producción general se mantuvo muy por debajo del nivel de finales de 2019 (en torno a un 10 %).

En otras palabras, hay una enorme brecha que llenar y sin más estímulo por parte del Banco de Inglaterra, el Reino unido tendrá serias dificultades para recuperar la normalidad prepandemia. Cuanto más estímulos haya, mejor

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.