Home > Noticias > El Banco de Inglaterra anuncia nuevas medidas de flexibilización

El Banco de Inglaterra anuncia nuevas medidas de flexibilización

5 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

En el día de hoy, el Banco de Inglaterra ha flexibilizado aún más su política monetaria. Ha publicado su decisión antes de lo esperado, pero no ha sorprendido a los mercados.

Ya hace algún tiempo que el Banco de Inglaterra había indicado la posibilidad de actuar en el mes de noviembre. A través de todos los canales de comunicación que están a su disposición, ha hablado de una mayor flexibilización cuantitativa (QE) y la ha aprobado. Después de todo, los datos económicos, el impacto de la COVID-19 y los nuevos cierres que comienzan hoy tendrán sus consecuencias sobre la economía del Reino Unido.

Las nuevas medidas de flexibilización del BOE y la libra esterlina

La decisión de hoy del Banco de Inglaterra ha aportado algo nuevo a pesar de los mensajes telegráficos que estuvo enviando durante las pasadas semanas. En primer lugar, ha llegado unas cuantas horas antes de lo que se esperaba. En segundo lugar, también ha aprobado una QE mayor de lo que se preveía. El mercado esperaba un aumento de 100 mil millones de libras esterlinas y el BOE ha aprobado 150 mil millones.

Los argumentos para una mayor flexibilización son fáciles de entender. La COVID-19 golpea el empleo, el gasto y los ingresos y la inflación cae por debajo del objetivo.

Sin embargo, este paquete de flexibilización cuantitativa mayor de lo esperado no ha afectado a la libra esterlina. En todo caso, ha tenido un efecto diferente sobre los pares de la GBP.

Por una parte, el par GBP/USD ha subido hoy más de cien pips. Se negocia más alto a causa de un USD débil y la decisión del BOE no ha sido capaz de cambiar ese rumbo. Además, dice mucho sobre el grado en que el incremento de la flexibilización ya había sido valorado.

Por otro lado, el par EUR/GBP ha subido hasta los 0.9068. Si bien muestra una GBP débil, la fortaleza proviene principalmente de la propia fuerza del euro que se aprecia en todos los tableros del mercado de divisas.

Un aspecto interesante es que el Banco de Inglaterra ha señalado que los tipos de interés negativos están a punto de implantarse. El problema es que las condiciones del Brexit siguen siendo desconocidas y es probable que el BOE mantenga tipos negativos el año que viene en caso de que no haya un acuerdo comercial entre ambas partes.

A pesar de las nuevas medidas de flexibilización, el gobernador Bailey del Banco de Inglaterra ha insistido en que no hay doble recesión en el Reino Unido. Además, ha explicado que el aumento de la QE llevará a la inflación a un valor cercano al objetivo del 2 % en el plazo de los dos próximos años.

Por supuesto, este es el plan. Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 y los términos del divorcio del Brexit siguen siendo los grandes desconocidos para el Banco de Inglaterra y el rumbo futuro de la política monetaria.