Home > Noticias > Efectos post COVID-19 sobre el comercio electrónico

Efectos post COVID-19 sobre el comercio electrónico

El Black Friday ya ha quedado atrás, pero todavía recibiremos ofertas en nuestros buzones de correo. Este año ha sido especialmente importante para el comercio electrónico y los gigantes de la industria han informado de ventas sin precedentes.

Si tenemos en cuenta que diciembre es un mes dominado por las compras y que el coronavirus todavía limita los viajes y el tiempo que pasamos en el exterior, hay una gran probabilidad de que continúe lo que el comercio electrónico ha ganado en 2020. Tomemos como ejemplo la importancia del comercio electrónico en los Estados Unidos y lo que significó el comienzo de 2020: el porcentaje de ventas minoristas por internet subió más del doble en ocho semanas. En comparación, le llevó una década crecer del 5 % al 10 %.

El impresionante aumento del comercio electrónico

Las ventas minoristas son un importante indicador económico. Muestran la fortaleza del consumidor, su capacidad para enfrentarse con las subidas y bajadas que se dan en el ciclo económico y lo resistentes que son durante los malos momentos económicos. En efecto, no hay recuperación económica sin una subida del indicador de ventas al por menor. Incluso si una economía decae, si las ventas minoristas siguen subiendo, hay muchas oportunidades de que la economía experimente tan solo una suave recesión.

Si bien la sorprendente subida del comercio electrónico es impresionante, no significa que las ventas minoristas no puedan caer. Por ejemplo, este Black Friday, las compras en las tiendas cayeron un 52 % mientras que las compras en línea subieron un 21.6 % en los Estados Unidos. Por lo tanto, si la caída de las compras en las tiendas supera el incremento de las compras en línea, el indicador de las ventas al por menor puede que en realidad muestre un descenso.

Naturalmente, hay otros factores que también son importantes llegados a este punto, como el importe de la compra, por ejemplo. Sin embargo, el punto principal que este artículo intenta desarrollar es otro. La subida del comercio electrónico en los Estados Unidos indica la creciente demanda de las compras en línea en todo el mundo. Cuando los Estados Unidos lideran, los otros lo siguen.

Así pues, esto explica en gran medida por qué los bancos centrales están interesados y con prisas por introducir sus monedas digitales. Con un uso cada vez menor de efectivo, la necesidad de una moneda digital del banco central se hace más y más aguda.

Por supuesto, muchos pueden argumentar que la subida del comercio electrónico es transitoria. Una vez que las vacunas comiencen a circular, la tendencia volverá a su ritmo normal de crecimiento. Puede que sea cierto, ya que, al principio, seguramente la gente estará encantada de pasar más tiempo fuera de casa.

Sin embargo, no deberíamos olvidar que las tiendas de la calle y las tiendas en los centros comerciales han estado cayendo durante los años anteriores a la pandemia. Esa tendencia no desaparecerá tan fácilmente. En todo caso, la pandemia ha logrado que incluso los clientes más reacios usen las compras en línea y, probablemente, les ha gustado la experiencia.

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta