Home > Noticias > DXY, SOMA y el par EUR/USD: Un trío digno de observación

DXY, SOMA y el par EUR/USD: Un trío digno de observación

16 julio, 2020 By Mircea Vasiu

En un día en que el Banco Central Europeo (BCE) debe publicar su declaración sobre la política monetaria y responder a preguntas de los representantes de la prensa, puede que una correlación interesante sea más importante para el par EUR/USD que lo que el propio BCE señalará realmente.

Se espera que el banco central mantenga sin cambios los tipos de interés, pero eso no quiere decir que el euro no vaya a moverse.

Hay una fuerte correlación entre el índice del dólar (DXY, por sus siglas en inglés) y las compras del SOMA, incluidas las emisiones del Tesoro. Recientemente, estas últimas han caído de forma clara y se espera que el DXY haga lo propio.

Definición de los elementos de la correlación

Antes de definir los elementos de esta correlación, debemos prestar atención al hecho de que el DXY se representa en el gráfico en una escala invertida. Es decir, significa que está en correlación inversa con las compras netas del SOMA de emisiones del Tesoro. Por lo tanto, cuando las compras netas de emisiones caen, el DXY sube. Los alcistas del par EUR/USD, de repente, se encuentran con un problema en una perspectiva a medio plazo, ya que alrededor del 50 % de la composición del DXY está formada por el euro.

SOMA es el acrónimo de System Open Market Account que utiliza la Reserva Federal para aumentar o disminuir las seguridades del sistema. Como muestra el gráfico, el neto de las emisiones del Tesoro, la liquidez del USD en el sistema ha caído drásticamente en las últimas semanas, lo que sugiere un dólar estadounidense más alto a corto plazo, ya que lidera el DXY revertido aproximadamente durante sesenta días.

El par EUR/USD rompió al alza en mayo desde la zona del 1.08 y llegó a estar por encima del 1.14 un día después de la reunión de junio 2020 del BCE. Desde entonces, en las últimas seis semanas (menos de sesenta días), apenas ha corregido el 23.6 % de la totalidad del movimiento y ayer alcanzó un nuevo máximo con un 1.1452. En otras palabras, durante las últimas seis semanas, el par EUR/USD se ha negociado con un cierto tono de oferta con los inversores volcados en cada bajada.

Sin embargo, si esta correlación es cierta, como lo fue durante los dos últimos años, el DXY e, implícitamente, el par EUR/USD, deben pasar por una corrección un poco más fuerte, si no un cambio brusco. Puesto que la liquidez del USD se está volviendo demasiado negativa, es difícil que veamos un par EUR/USD mucho más alto, especialmente si consideramos el hecho de que se espera que el BCE se mantenga en sus posiciones esta semana.

El cambio de juego podría venir de las negociaciones de la UE sobre el fondo de recuperación que se celebrarán este próximo viernes y sábado. Si los participantes en el mercado se huelen un farol de los países del norte, la reacción del par EUR/USD puede superar las expectativas de muchos operadores.