Home > Noticias > De vuelta al territorio de la codicia

De vuelta al territorio de la codicia

14 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Hace tan solo unos meses, el famoso índice de miedo y codicia (fear and greed, en inglés) de la CNN mostraba niveles de miedo extremo. A medida que el mercado de valores de los Estados Unidos caía en picado a una velocidad sin precedentes, los inversores liquidaban posiciones al tener que cumplir con las llamadas de margen.

¡Y qué rápido cambian las cosas! En julio de 2020, ese mismo índice ha cambiado a extremos contrarios, en este caso, al de la codicia. Los inversores están entrando en el mercado a un ritmo impresionante; y la burbuja parece estar ahí para muchos.

Tan solo ayer, el número de cuentas de Robinhood que añadieron a Tesla a su cartera de valores aumentó en miles, lo que envío sus acciones a niveles estratosféricos. El día lo terminó a la baja, pero los traders minoristas no parecen saber qué es el medio y, por contra, parecen ser cada vez más codiciosos.

Los inversores institucionales reducen su exposición a las acciones

Curiosamente, los inversores institucionales han reducido su exposición a la renta variable durante el mes anterior, y al mismo tiempo, la titularidad de bonos agregados, bonos de grado de inversión e incluso los bonos de alto rendimiento. Esto deja a las cuentas de minoristas totalmente a merced del mercado de valores y con casi ninguna protección ante una posible caída.

Resulta que las cinco acciones más grandes del S&P 500 representan ahora su propio cuartil. En otras palabras, el más mínimo movimiento de estos cinco nombres sería el responsable de enviar el índice al alza o a la baja en un abrir y cerrar de ojos. Esta es la mayor concentración en el S&P 500 desde 1965.

Pero volvamos a Tesla, una de las razones de la intensa especulación sobre el precio de sus acciones es el rumor de que será incluido en el S&P 500 durante el reequilibrio. Como apunte, es la acción más alta de la historia basada en la capitalización de mercado que no se incluirá en el índice. Se espera que, después del proceso, se permita a muchos inversores aumentar la exposición a la acción, por lo que la puja a los niveles actuales no tiene nada que ver con la valoración.

Los dividendos caen al igual que durante la gran crisis financiera

Durante el segundo trimestre del año se produjo la mayor disminución de los anuncios de dividendos desde la gran crisis financiera de 2009. La reducción de los anuncios de dividendos en -42 500 millones de dólares es otra señal clara de que los especuladores están impulsando el mercado al alza y no los inversores.

Para un inversor, los dividendos juegan un papel clave en la estrategia a largo plazo. El poder de la capitalización mediante la reinversión de los dividendos es una de las principales razones para invertir. Por tanto, es probable que la caída de los dividendos haga que los inversores a largo plazo opten por otras opciones en lugar de por la renta variable.

¿Significa esto que el mercado va a caer?

George Soros, uno de los grandes inversores de todos los tiempos, dice que, siempre que detecta una burbuja, es el primero en comprar. Lo que quiere decir es que intentar estar en la cresta de la ola de una burbuja es peligroso. Hasta que la mentalidad colectiva no cambie, los precios pueden seguir subiendo.