Home > Noticias > Crecimiento en octubre de las ventas minoristas en Estados Unidos

Crecimiento en octubre de las ventas minoristas en Estados Unidos

20 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

Hace tres días, el martes, conocimos los datos de las ventas minoristas en los Estados Unidos durante el mes de octubre, datos que muestran un crecimiento continuado. Aunque el ritmo de crecimiento ha bajado, octubre ha sido el sexto mes consecutivo de crecimiento después del colapso de mayo. 

En muchos aspectos, esto es más que solo buenas noticias. Pone de manifiesto la resistencia del consumidor estadounidense que ha seguido gastando durante la crisis sanitaria.

Asimismo, deja al descubierto el impacto que las políticas monetarias y fiscales han tenido en los hogares. Si bien la tasa de ahorro aumentó debido a la incertidumbre de la pandemia, los consumidores han gastado más de lo que recibieron del gobierno en forma de estímulo. Quizá, una explicación de la ralentización del ritmo de crecimiento de esa tasa de ahorro la podemos encontrar en que el consumidor ha comenzado a gastar los ahorros acumulados en los últimos seis meses.

Análisis de las ventas minoristas de octubre en los EE.UU.

Cada vez que se publica el indicador de las ventas minoristas, los operadores dividen su atención en dos direcciones diferentes. Una hace referencia al titular de la publicación. En octubre, el indicador de las ventas minoristas muestra un aumento del 0.3 % sobre una base mensual en comparación con el mes anterior. El aumento real ha sido ligeramente más bajo del esperado, ya que había un consenso alrededor del 0.5 %, y mucho más bajo que el 1.6 % previo. Cuando se trata de los datos de los titulares, lo que importa es la tendencia. Mientras las ventas minoristas sigan creciendo, quiere decir que el consumidor tiene aún ciertas reservas que todavía puede utilizar.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es el índice de las ventas minoristas básicas (Core Retail Sales) que muestra los mismos datos pero excluye los precios de los automóviles. La razón de este ajuste es que los automóviles suelen ocupar una parte importante de los datos de las ventas al por menor, alrededor de un veinte por ciento aproximadamente. Por lo tanto, el indicador Core Retail Sales ayuda a la hora de obtener una visión más clara de los datos.

La imagen superior muestra el desglose de las ventas al por menor de octubre. Vemos que los gastos en restaurantes cayeron en octubre, pero no tanto como en abril. También retrocedió la venta de ropa, pero, una vez más, no tanto como en abril.

Sin embargo, no se puede evitar apreciar ciertas semejanzas entre octubre y abril. Si bien la cantidad del gasto no es similar, hay un patrón. Para apoyar esta idea, JP Morgan acaba de señalar que los usuarios de su tarjeta también manifestaron un patrón similar en marzo. En concreto, prefieren gastar más en tiendas de alimentación y en tiendas con descuentos antes que salir y comer o cenar en un restaurante.

Esto viene a confirmar la desaceleración de los datos de las ventas minoristas que hemos conocido esta semana. ¿Se están acabando las reservas de los consumidores y, por lo tanto, sin un nuevo estímulo, tendremos que decir que se ha acabado la subida de las ventas al por menor?