Home > Noticias > Crece la demanda de préstamos en la zona euro

Crece la demanda de préstamos en la zona euro

14 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Hoy se ha publicado la encuesta sobre préstamos bancarios en el segundo trimestre del año en la zona euro y los datos señalan una fuerte demanda de préstamos tanto por parte de familias como de empresas europeas. Esta es una encuesta decisiva para el BCE: se lleva a cabo cuatro veces al año y ofrece una panorámica de la actividad de los bancos comerciales en los diferentes países que forman parte de la zona euro.

Por tanto, muestra cómo van las cosas en cada territorio. De esta forma, el BCE hace un seguimiento de los efectos de sus decisiones y de cómo funciona el mecanismo de transmisión.

Endurecimiento de los criterios para la aprobación de préstamos

El 100 % de los 144 bancos de la zona euro respondieron a la encuesta. La principal conclusión es que la demanda de préstamos ha crecido, lo que lleva a señales contradictorias. Por un lado, en tiempos normales, la fuerte demanda de préstamos refleja altos niveles de optimismo en el mundo empresarial y una economía que está en marcha. Por otro lado, con las recesiones provocadas por la COVID-19, probablemente signifique que se necesitan más fondos de emergencia, ya que la demanda de préstamos familiares ha disminuido de forma drástica.

Otro aspecto importante de la actual encuesta es que los criterios para la aprobación de préstamos se han endurecido de alguna manera si los comparamos con los de la encuesta anterior. Si al principio de la crisis los bancos comerciales redujeron las condiciones a los solicitantes de préstamos con el fin de proporcionar la liquidez necesaria lo antes posible, las cosas se endurecieron un poco durante el segundo trimestre.

Por ejemplo, las empresas que solicitaban un préstamo en el primer trimestre, especialmente en la segunda mitad, tenían más oportunidades de conseguir que se lo aprobasen en comparación con el segundo trimestre.

Los bancos también han expresado su preocupación por la solvencia de los prestatarios. No es de extrañar si consideramos el alto nivel de desempleo y la forma artificial en que las empresas se mantienen vivas.

En otras palabras, es probable que cualquier análisis de la solvencia de un prestatario, ya sea una familia o una empresa, difiera de forma significativa con respecto al período anterior. Después de todo, los bancos no tienen posibilidad de prever las condiciones futuras del mercado, empezando por el nivel de los tipos de interés y terminando por la duración de la pandemia.

Por último, pero no por ello menos importante, la actual encuesta revela las percepciones de riesgo y el miedo al mismo por el efecto restrictivo de las ratios de préstamos improductivos. Si miramos más allá, cuanto más se alargue la pandemia, mayores serán los índices de préstamos no productivos, lo cual está en el centro de atención de las principales medidas de la política del BCE y es la razón por la que los bancos comerciales han endurecido los criterios de aprobación.