Home > Noticias > Correlación de los mercados financieros y cómo esta cambia

Correlación de los mercados financieros y cómo esta cambia

15 julio, 2020 By Mircea Vasiu

Uno de los aspectos más complicados en el mundo de las inversiones y las operaciones bursátiles es el de comprender las correlaciones entre los activos financieros. Si no se logra dicha comprensión, la cartera de valores acabará descompensada, lo que provocará un rendimiento inferior.

El problema con las correlaciones es que son inestables, pues cambian con el tiempo y las razones no siempre son obvias ni concretas.

Durante muchos años, el par USD/JPY se movió siempre en función del mercado de valores de los Estados Unidos. La denominada «bicicleta financiera» (carry trade, en inglés) era la responsable de la correlación entre los dos activos, ya que los inversores utilizaban el JPY para pedir prestados fondos para el comercio de márgenes. ¡Pero eso se ha acabado!

Correlaciones importantes en el mercado actual

Una de las correlaciones del mercado actual más prominentes es la que existe entre los pares del AUD (sobre todo en lo relativo al AUD/USD y al AUD/JPY) y el mercado de valores de EE. UU. (S&P 500). Debido al desplome que sufrió dicho mercado de valores a comienzos de la crisis de la COVID-19 en marzo de este año, los pares del AUD se vieron arrastrados al abismo. Posteriormente, la recuperación del mercado de valores llevó a la recuperación de los pares del AUD.

Actualmente, el mercado de valores se mueve casi punto por punto junto con el AUD: un mayor rendimiento del S&P 500 provoca un crecimiento en el AUD/USD. El vector central es el índice, no el par FX. Por otro lado, la fuerza del AUD influye de forma directa en el cruce EUR/AUD. Este es conocido como un par que sube en condiciones de alto riesgo y hace lo contrario en escenarios de bajo riesgo; el par EUR/AUD cae cuando el mercado de valores sube y viceversa.

Por tanto, los flujos del mercado de valores influyen en los flujos del AUD, que a su vez tienen un impacto directo en los flujos del EUR. Esto nos lleva a hablar de un interesante suceso ocurrido ayer. En un momento dado, las correlaciones FX parecían salirse de la norma: el EUR subió significativamente mientras que el índice S&P bajaba, algo inusual en ausencia de noticias que afecten directamente al euro.

Lo importante aquí es que cualquier correlación entre los mercados se da hasta que ya no se da. Algunas correlaciones se prolongan más en el tiempo que otras. Además, otras son más fuertes en función del ciclo económico en el que nos encontremos. Y todo cambia.

Por lo tanto, basar toda una estrategia de inversión en las correlaciones es, cuando menos, cuestionable y poco prudente. Pero tampoco es recomendable ignorarlas por completo. Lo que funciona al tener en cuenta esta tesitura es la diversificación, debe hacerse de manera amplia para poder capear cualquier tormenta y disponer así de las correlaciones como una herramienta más de protección ante los movimientos inesperados del mercado. Es decir, se trata de invertir de un modo equilibrado que permita sacar rendimiento del mayor número de situaciones posible.