Home > Noticias > Continúa la flexibilización cuantitativa por parte de la Fed

Continúa la flexibilización cuantitativa por parte de la Fed

El miércoles pasado, cuando se celebró la reunión de la Fed de diciembre, el dólar cayó. No sorprendió, pues la Fed expresó su apuesta por una política dovish y descartó cualquier aumento del tipo de interés hasta, por lo menos, 2024.

La flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) es un programa de compra de bonos dirigida por la Reserva Federal. Bajo tal programa, el banco central compra bonos emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos: básicamente, compra deuda de los EE.UU. Al hacerlo, reduce los rendimientos y por tanto alivia las condiciones financieras de la economía.

Esta práctica forma parte de una política monetaria no convencional, y es común cuando los tipos de interés están en cero o cerca de dicho nivel. Cuanto más compren los bancos centrales, y cuanto más tiempo dure el programa, más se suaviza la política monetaria. Con ello, también la moneda.

¿Qué ha sugerido la Fed en su reunión de diciembre?

Uno de los mensajes más importantes que la FED ha enviado este mes es que todavía no hay un final a la vista para el programa de flexibilización cuantitativa. Ahora que las sociedades empiezan a vacunarse, puede que la luz al final del túnel esté cerca. Algunas voces incluso han insinuado que la política de la Fed debería reducirse (al menos en términos de velocidad) en relación a la compra de bonos a partir de 2021. Sin embargo, el presidente Powell evitó mostrar cualquier intención de ello durante sus declaraciones.

Hasta ahora, el programa de compra de bonos de la Reserva Federal se ha inclinado hacia los bonos de vencimiento más corto. Al hacerlo, la Fed logró flexibilizar las condiciones financieras además de bajar el tipo de interés de los fondos federales a cero. Ya entrados en 2021, y posiblemente más adelante, la Fed señaló que podría cambiar la compra de bonos hacia bonos de vencimiento en largo. Actualmente, la Fed compra 120 mil millones de dólares en bonos cada mes. Para mejorar las condiciones financieras, podría aumentar el ritmo de esta política en 2021 y ampliar la duración del programa hasta 2022. Además, el cambiar el enfoque respecto a los bonos en la llamada «Operation Twist» tiene como objetivo reducir los rendimientos de los bonos en largo. De esta manera, las empresas pueden emitir deuda a más largo plazo en condiciones favorables e invertir las ganancias en la economía real.

Sin embargo, no se sabe si este cambio que baraja la Fed se dará el año que viene. Cuando se le preguntó a Jerome Powell, no mostró certeza alguna al respecto. Incluso señaló que algunos sectores, como el de la vivienda, se recuperaron con bastante fuerza, pero no descartó compras mensuales adicionales e incluso insinuó que la Reserva Federal puede ir incluso más allá.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Alt coin news

desuscribirse en cualquier momento

Una vez registrado, puede que recibas nuestras ofertas especiales vía correo electrónico. En ningún caso venderemos o compartiremos tu información con terceros de ninguna clase. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.