Continúa la carrera hacia la expansión del balance general

Ailbhe Hennigan mayo 08, 2020 0 Comentarios

Tras el fallo del Tribunal Constitucional alemán, en el que se señalaba que algunos programas de compra de activos (APP) del BCE eran «ilegales», las acciones emprendidas en relación con los precios de esta semana en el ámbito del FOREX se han visto afectadas. Dicho en pocas palabras, la flexibilización cuantitativa (es decir, permitir a un banco central que compre bonos emitidos por su propio gobierno) ha ido demasiado lejos y el BCE está actuando más allá de sus atribuciones.

La forma en que los europeos luchan contra una crisis resulta interesante. Tras la gran crisis financiera de 2008 a nivel global, comenzó una importante crisis en la eurozona. Mientras que en otras partes del mundo se iniciaba el largo camino de la recuperación económica, Europa se hundía con rapidez ante la presión de los altos diferenciales de crédito. Y ello debido principalmente a la incapacidad de sus economías para hacer frente a la carga de la deuda.

Llevó bastante tiempo hasta que los mercados recuperaron la confianza en la eurozona. Las ahora famosas palabras de Mario Draghi, «cueste lo que cueste» (en referencia al apoyo que había que dar al euro), pusieron fin a esa importante crisis. Aun así, se podría haber evitado.

Lo mismo se podría decir de esta nueva crisis.

Todos los principales bancos centrales amplían su balance general

La flexibilización cuantitativa se ha convertido en una herramienta de política monetaria en manos de los banqueros centrales de todo el mundo. Más aún, se ha pasado de comprar solo bonos del gobierno a comprar bonos corporativos de todo tipo e, incluso, bonos basura en algunos casos.

En Japón, y ahora también en los Estados Unidos, los bancos centrales compran fondos de inversión cotizados (ETF, por sus siglas en inglés). Una rápida mirada al gráfico que sigue, en el que se recoge la participación de ETF del Banco de Japón en dólares estadounidenses, nos hará ver que el Banco de Japón posee, increíblemente, el 60 % – 70 % del total de ETF.

Lo importante en esta cuestión es que, desde que el antiguo presidente de la Fed, Ben Bernanke, lanzó el programa original para la flexibilización cuantitativa, el resto de bancos europeos mundiales también lo implementaron. Algunos bancos fueron más rápidos que otros (por ejemplo, el Banco de Japón), otros se mostraron reticentes, pero, al final, el resultado es similar: los principales bancos centrales del mundo siguen ampliando su balance mediante la acumulación de activos.

Todo lo dicho hace que se ponga en duda el propósito real del Tribunal Constitucional alemán. Si los programas APP son populares en todo el mundo, de este a oeste, ¿por qué Alemania tendría que oponerse?

Da la impresión de que los ahorradores alemanes ven su riqueza amenazada por las imprudentes decisiones tomadas por el BCE. Sin embargo, se olvidan de que su propio banco central, el Bundesbank, ha sido un participante activo en los programas APP del BCE, al igual que los principales bancos centrales de todo el mundo.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.