Home > Noticias > Conclusiones tras las dos primeras semanas bursátiles del año

Conclusiones tras las dos primeras semanas bursátiles del año

El nuevo año ha comenzado de forma convulsa, pues los manifestantes tomaron el Capitolio de los Estados Unidos en un movimiento que sorprendió no solo a este país, sino también al resto del mundo. Los mercados de valores todavía estaban arrancando motores, ya que la mayoría de los actores de su ecosistema todavía estaban de vacaciones cuando se produjo el asalto. Pese a ello, sigue siendo el evento más importante de este comienzo de año comercial.

Desde entonces, las cosas parecen haberse enfriado un poco. El presidente Trump por fin ha reconocido su derrota y, mañana, se espera que Joe Biden dé su primer discurso como nuevo presidente de los Estados Unidos. Hasta ahora, no se han producido cambios en la política monetaria y todos los comunicados de corte económico de este 2021 hacen referencia al último mes del año anterior.

¿Quiénes ganan y pierden al comienzo de este nuevo año bursátil? La información es importante porque la forma en que los activos financieros rinden al comienzo de año ofrece una idea más o menos sólida sobre el posicionamiento de los diferentes participantes del mercado de cara al futuro próximo.

El oro y la plata, a la baja

El oro y la plata han rendido últimamente a la baja. Después de que el metal más preciado alcanzara un nuevo máximo histórico en 2020, cuando superó la barrera de los 2000, corrigió para no volver a recuperar dicho nivel. La plata ha actuado de forma similar y, por tanto, ha empezado el nuevo año comercial con una clara tendencia a la baja.

¿O acaso el dólar se ha fortalecido? No mucho, la verdad, aunque el Bloomberg Dollar Index muestra un rendimiento positivo de la divisa en los últimos tiempos.

La gran sorpresa en lo que va de año comercial proviene del mercado de materias primas. El maíz lidera con precios que han subido más del 10 % en apenas dos semanas. En realidad, esta subida no es más que una continuación de la tendencia del año pasado, ya que los precios del maíz han subido un 61 % desde los mínimos del pasado año. El trigo también se muestra fuerte, pues ha subido un 37 % desde su mínimo. ¿Pero por qué están subiendo tanto los precios de los alimentos?

El precio del petróleo también parece subir. El precio del crudo WTI ha ascendido un 9 %. Esto presiona los precios de la energía en general. ¿Qué indican los aumentos en el precio de los alimentos y la energía? Efectivamente: una inminente inflación.

El problema con la inflación es que la mayoría de los índices que conforman la cesta de consumo que usan los bancos centrales excluyen elementos del sector energético o alimenticio. Sin embargo, la humanidad no puede sobrevivir sin alimentos y, obviamente, tampoco sin energía, ya que de esta depende el trasporte, algo que afecta sobremanera al día a día del siglo XXI.

Si las tendencias observadas en las dos primeras semanas del año comercial se mantienen en los próximos meses, seguramente veamos una mayor presión sobre el dólar a medida que la inflación se acelere. Por otro lado, los metales preciosos indican lo contrario, por lo que es imprescindible mostrarse cauto al analizar la evolución de los sectores energéticos y alimenticios.

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta