Home > Noticias > Conclusiones clave tras el encuentro virtual en Sintra por parte del BCE

Conclusiones clave tras el encuentro virtual en Sintra por parte del BCE

16 noviembre, 2020 By Mircea Vasiu

El principal evento de la semana pasada para los mercados financieros tuvo lugar en Sintra y fue la conferencia virtual llevada a cabo por el Banco Central Europeo. En dicho encuentro, participaron Jerome Powell, de la Fed, y Andrew Bailey, del Banco de Inglaterra. Los mercados se centraron en el mensaje enviado por los tres bancos centrales más influyentes del mundo.

Como bien saben los participantes del mercado, los bancos centrales mundiales rara vez toman partido si no han interactuado previamente entre sí. No en vano, se reúnen con frecuencia en Basilea, Suiza, bajo el paraguas del Banco de Pagos Internacionales.

Por una vez, los mercados celebraron el mensaje del BCE. Lagarde ofreció la imagen de un banco central sin fisuras listo para actuar en diciembre. Lo que realmente destaca es la contundencia con la que intervino Lagarde, aunque su mensaje fue de una mayor flexibilización.

¿Qué mensaje ha enviado el BCE?

En cierto modo, el mensaje principal ha sido el de no confiar todo a una posible vacuna cuando se trata de recuperación económica. Por supuesto que la vacuna para la COVID-19 es una gran noticia. Sin embargo, hasta que esta no esté disponible a gran escala, el impacto económico negativo continuará. Por ello, el BCE se ha comprometido a actuar ya durante la segunda ola de la pandemia y de forma tan decisiva como lo hizo durante la primera.

En otras palabras, algunos economistas han señalado que ahora hay esperanzas reales de ganar la batalla contra la pandemia debido a las noticias positivas de la vacuna que se vertieron la semana pasada. En esa línea, creen que puede ser prudente retrasar la flexibilización por parte de los bancos centrales. Sin embargo, Lagarde no ha cedido y ha dejado claro que continuará dando respuesta a la pandemia mediante uno de los mejores discursos de la presidenta desde que está al mando del BCE.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el BCE ha descartado nuevamente un recorte en la tasa de facilidad de depósito. Sin embargo, cree que los programas PEPP y TLTRO son eficaces para paliar las consecuencias de la crisis. En relación al TLTRO (Operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico), el mercado está inundado con debates en relación al sistema dual de los tipos de interés al que se adhiere el BCE y si son o no eficaces.

El BCE se niega a reducir el tipo de facilidad de depósito por debajo del -0.5 %. Sin embargo, por otro lado, ofrece la TLTRO con un interés bajo, exactamente del -1 %. Aquí es donde el BCE considera que el sistema dual de tipos de interés es efectivo, pues tiene en cuenta la fuerte demanda del producto por parte de los bancos comerciales.

Por tanto, el principal mensaje de cara a diciembre es el de que el BCE ofrecerá condiciones aún más ventajosas para su programa TLTRO. Se trata de un movimiento que debería afectar a la fortaleza del euro.