Home > Noticias > China, con ansias de comprar acciones

China, con ansias de comprar acciones

8 julio, 2020 By Mircea Vasiu

La semana de operaciones financieras ha comenzado con un fuerte rendimiento del mercado de valores chino. Y es que todos los inversores minoristas se han apresurado a comprar acciones chinas, ya que el gobierno «sugirió» durante el fin de semana que un mercado de valores fuerte ayudaría al rendimiento económico.

Lógicamente, sí lo hace. Los estudios económicos muestran que el rendimiento de un mercado de valores es un indicador principal del crecimiento económico de la región asociada. Unos precios más altos en el mercado de valores potencian el consumo debido al efecto riqueza: los inversores perciben que su capital aumenta junto con el valor de su cartera y están más dispuestos a gastar en el ahora que a posponer gastos. Esto es especialmente cierto en el caso de los bienes duraderos u otros bienes de alto coste.

¿Qué le espera a las acciones chinas?

El impacto de las noticias ha sido tan grande que las búsquedas en Google de conceptos tipo «cómo abrir una cuenta de operaciones en línea» ha aumentado sustancialmente. Además, muchas aplicaciones de trading chinas han experimentado interrupciones debido al incremento descontrolado en el número de usuarios.

En cierto modo, nada nuevo bajo el sol. No hace mucho, en los Estados Unidos, se observó un patrón de comportamiento similar, en el que inversores minoristas entraron en masa en plataformas como Robinhood en busca de acciones fraccionadas de empresas del país. ¿El resultado? Rendimiento parabólico para compañías como Amazon, Tesla, Microsoft, y similares, mientras que el resto del S&P500 mostró un rendimiento muy inferior.

Si extrapolamos, se puede esperar un rendimiento similar en el mercado de valores chino. Algunas compañías se sobrecomprarán durante largo tiempo, las que no, mostrarán un rendimiento inferior, pero la cantidad de dinero que se inyecte en el mercado de valores debería ser suficiente para ayudar al rendimiento económico global.

Si comparamos rápidamente los tres mercados bursátiles del mundo más importantes (China, Europa y Estados Unidos), podemos sacar en claro algo interesante. En este 2020, el mercado bursátil chino supera ya al estadounidense y al de la Unión Europea. El arranque ha sido rápido, pues cuando el coronavirus inundó Occidente, China ya tenía el brote bajo control.

Con todo, el escenario actual es muy interesante. Las acciones europeas pueden no serlo tanto debido al envejecimiento de la población, los altos impuestos, la falta de exposición a la tecnología, etc. Las acciones de EE. UU. parecen sostenerse por el impulso del FANG junto a Tesla y Microsoft.

Ahora que el estado chino alienta de forma oficial a los inversores minoristas a participar en el mercado de valores, la brecha entre los tres debería aumentar aún más. Uno no debería sorprenderse en caso de que este sea el primer paso de un plan minuciosamente urdido por las autoridades chinas para preservar y crear riqueza.

Después de todo, el coronavirus parece haber acabado con la globalización tal y como la entendíamos y las superpotencias del mundo necesitan encontrar un modo alternativo de crecimiento.