Home > Noticias > Bitcoin, lejos de ser una criptodivisa respetuosa con el medioambiente

Bitcoin, lejos de ser una criptodivisa respetuosa con el medioambiente

En 2021, el mercado de criptodivisas ha explotado, algo que ha generado un enorme interés. En los dos primeros meses del año, el número de operadores cripto ha aumentado por diez en comparación con datos anteriores.

Este repentino interés ha sido suscitado en parte por el crecimiento parabólico del valor de sus monedas, sobre todo las más importantes (Bitcoin y Ethereum principalmente). De hecho, Bitcoin pasó de valer 10 000 $ a cotizar a 58 000 $/monedas en apenas tres meses. En gran medida, esto se ha debido al FOMO (miedo a perder la oportunidad, por sus siglas en inglés), que ha hecho que el número de inversores cripto haya crecido exponencialmente.

Pese a las advertencias de los bancos centrales, Bitcoin sigue atrayendo a propios y extraños. Su caída desde los 58 000 a los 45 000 $ por moneda no ha hecho más que aumentar el interés. Sin embargo, la criptodivisa es muy criticada por su alto consumo energético a la hora de minarla y el limitado caso de uso. Con todo, aparte de facilitar remesas de carácter internacional, el uso de esta tecnología es todavía escaso o nulo.

Tesla se une al frenesí del Bitcoin

A principios de febrero, Tesla hizo un anuncio sorprendente: invirtió 1500 millones de dólares en Bitcoin durante el mes de enero. El Bitcoin cotizaba en ese momento en torno a los 40 000 $. La noticia desencadenó una subida brutal que impulsó el precio de la criptomoneda al nivel de 58 000 $.

Tesla tuvo que enfrentarse a varias críticas por su inversión. Una se refiere a la electricidad consumida para minar Bitcoin. Por la cantidad pagada, es decir, 1500 millones de dólares, la empresa obtuvo 45 000 BTC. El coste de minería de este número de Bitcoin supone una huella de carbono equivalente a la de poner en circulación 890 000 coches de gasolina. Irónicamente, casi el doble si se compara con todo el número de vehículos eléctricos vendidos por Tesla en 2020. ¿Qué pasa con esa empresa ecológica que era Tesla?

La última semana, el precio de la criptodivisa cayó creando pánico entre los inversores. Ethereum, por otro lado, cayó un 37 % en nueve días. Bitcoin, un 20 % en solo tres días. Por lo tanto, Tesla y otros inversores institucionales sí sintieron la convulsión del movimiento a la baja.

Los que invirtieron en Bitcoin en sus inicios se sienten cómodos con los precios. Sin embargo, las últimas inversiones han llegado a precios medios de 52 000 $ (por ejemplo, Square acaba de invertir 150 millones de dólares), 52 600 $ (MicroStrategy compró a estos precios mil millones de dólares) o 40 000 $ (precio estimado por el que pagó Tesla).

Sea como sea, todos estos fondos están metidos ahí en busca de rendimiento. Pero hasta que Bitcoin no resuelva su problema de consumo de electricidad, se verá amenazado por la regulación gubernamental para que lo haga. Por lo tanto, todavía le queda camino como activo volátil.

Registrese hoy para nuestro boletín exclusivo!

E-mails personalizados

¡Sin SPAM!

Noticias de altcoins

desuscribirse en cualquier momento

Después de registrarte, también puedes recibir ocasionalmente ofertas especiales de nuestra parte por correo electrónico. Nunca venderemos ni distribuiremos tus datos a terceros. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad aquí.