Home > Noticias > BCE vs. FED: Qué se puede esperar en los próximos días

BCE vs. FED: Qué se puede esperar en los próximos días

21 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

Últimamente, el mercado de divisas se encuentra en una situación muy interesante. Debido a la crisis del coronavirus, todos los grandes bancos centrales han reducido sus tipos de interés a valores próximos a cero.

En algunos casos (por ejemplo, el BCE y el SNB, el Banco Nacional Suizo), los tipos de interés ya estaban por debajo de cero. La Fed ha tenido más espacio para maniobrar y reducir así las tasas desde un valor por encima del 2 % hasta el límite inferior. Otros bancos centrales también contemplan un movimiento hacia valores por debajo de cero, como señaló el Banco de Inglaterra la semana pasada.

Esta carrera hacia mínimos ha creado una situación inusual que no se había visto antes en el mercado de divisas. Tasas de interés muy bajas en todas las jurisdicciones, junto con una masiva flexibilización cuantitativa, han llevado a un diferencial de la tasa de interés de cero.

En otras palabras, los operadores no valoran una moneda por el tipo de interés que se haya fijado por parte del banco central, sino por todas las medidas tomadas. El BCE y la Fed son los mejores ejemplos para ilustrar la forma en que los operadores valoran una divisa.

La Fed ha cambiado su mandato

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) ha cambiado su mandato a un objetivo de inflación promedio (AIT). Eso significa que considerará la posibilidad de permitir que la inflación media del 2 % siga subiendo para conseguir que sobrepase el objetivo y, de ese modo, elevar el tipo promedio.

El BCE también ha anunciado que está revisando su política de inflación. ¿Debemos esperar que el BCE anuncie igualmente un régimen de AIT? Además, si el BCE y la Fed han tenido problemas para crear una inflación del 2 % hasta ahora, ¿por qué los dos bancos centrales van a tener éxito a partir de este momento?

Incluso si el BCE anuncia un nuevo enfoque del objetivo de inflación, probablemente será diferente a lo que hace la Fed. La diferencia entre el sistema bancario europeo y el de los Estados Unidos no permite que el BCE y la Fed tengan políticas similares. Por lo tanto, los operadores e inversores probablemente centrarán su atención en el tamaño del estímulo adyacente antes que en el nivel de los tipos de interés.

La Fed parece tener más espacio para la flexibilización que el BCE. A juzgar por la agresividad del programa de compra de bonos en los Estados Unidos y la promesa de mantener los tipos en mínimos durante largo tiempo, la caída del dólar estadounidense parece ser la única solución para la actual crisis económica. Una política de un dólar más fuerte no interesa a nadie y la Fed lo sabe.

Tags:
FED