Home > Noticias > Banco de Canadá inclinará al país hacia la recesión con sus subidas de tasas

Banco de Canadá inclinará al país hacia la recesión con sus subidas de tasas

25 enero, 2018 By Elvis Cárdenas

Las viviendas canadienses experimentarán dificultades considerables para descubrirse por debajo del siguiente retiro.

La tasa de préstamo del Banco de Canadá puede parecer pequeños pasos, pero dado que los canadienses han asumido tanta obligación, esos pasos infantiles se suman al incremento más radical en la obtención de costos que la nación ha encontrado en décadas.

Eso es lo que indica otro análisis de Macquarie Capital Markets Canada, que estima que si el banco sube las tasas una vez más, lo que probablemente ocurrirá en los próximos meses, el efecto será de entre 65 y 80 por cada centavo más sustancial que sucedió cuando bajó las tasas en 1987-1990.

¿Por qué razón hace la diferencia? Desde entonces, las enormes subidas de tasas del banco fueron arrastradas por un hundimiento, y una quiebra de alojamiento que vio los costos de la vivienda sucumbir a siete años consecutivos en Toronto.

Aumento en el costo del préstamo

Está lejos de ser obviamente cierto con referencia a cuánto puede acusar el BoC por la monstruosa recesión monetaria de la década de 1990, sin embargo, hay poca incertidumbre de que los aumentos en sus tasas de préstamo ayudaron a tanquear el mercado de alojamiento. De 1987 a 1990, el Banco multiplicó su tasa de préstamo clave, de 8.5 por cada centavo a un máximo de casi 14 por cada centavo.

Esas fueron circunstancias distintivas. El banco estaba luchando una pelea con la hinchazón de que no está luchando hoy. Sin embargo, aunque las tarifas de los préstamos actuales son mucho más bajas, los impactos de las actuales subidas de tasas «probablemente sean más extremas de lo que recomienda la investigación habitual», dijo David Doyle, experto de Macquarie y cocreador de la nota de exploración.

Las tasas fueron sustancialmente más altas en aquellos días, sin embargo, los compradores también tenían menos obligaciones con respecto al salario, señaló Doyle, por lo que el efecto de una escalada habría sido menor en aquellos días, y estaría más articulado hoy en día.

En realidad, la información preparatoria que ingresa recomienda que las tres tasas de crecimiento del Banco de Canadá durante el último medio año -que aumentaron drásticamente la tasa de préstamo clave a 1.25 por cada centavo desde 0.5 por cada centavo- hayan afectado oficialmente a los clientes.

Moderación en el mercado de alojamiento

Una visión general para la consultoría de obligaciones MNP, completada en diciembre, descubrió que la medida de dinero que las familias canadienses han dejado terminadas cada mes después de pagar las facturas se ha contraído por una suma normal de $260 desde que comenzaron las subidas de tasas. El 33% de los encuestados dijo que nunca más podría estar al tanto de sus cuotas, un aumento de un trimestre tres meses antes.

Teniendo todo en cuenta, Doyle no cree que el Banco de Canadá inclinará al país hacia la retirada con sus subidas de tasas, al menos no este año.

Sea como fuere, «veo una moderación en el mercado de alojamiento, una disminución en el canal de gasto de compradores» este año, Doyle dio a conocer a HuffPost Canadá. La nación probablemente sea afortunada: una economía mundial sólida y una gran demanda de los EE. UU. Mantendrán a la economía por encima del nivel del agua este año.

Sea como fuere, si Canadá ve un hundimiento, «los peligros del drawback son significativamente más considerables que en el último retiro», dijo Doyle.

Con los compradores transmitiendo mucha más obligación, las unidades familiares tendrán más dificultades para descubrirse a sí mismas desde debajo de la siguiente desaceleración financiera, dijo.

En la Gran Recesión que se agarró en 2008, Estados Unidos había visto una notable reducción en la obligación del comprador, señaló Doyle, y esa fue «una de las principales razones por las que Estados Unidos tardó tanto en recuperarse». La próxima vez, podría ser el turno de Canadá, recomendó Doyle.

Tags: