Aspectos destacados de la semana bursátil: la inflación europea y el NFP

Mircea Vasiu agosto 31, 2020 1 Comentario

La semana que empieza está marcada por importantes acontecimientos económicos que probablemente afectarán con fuerza la volatilidad del mercado. Mañana es uno de septiembre, lo que implica el final de las vacaciones de verano para muchos participantes del mercado. Como siempre, la primera semana de operaciones del mes supone la publicación de los datos del NFP (nóminas no agrícolas), pero antes del viernes, la inflación del IPCA (HICP, por sus siglas en inglés), índice de precios de consumo armonizado, impulsará la acción del precio con toda probabilidad.

El euro se estanca en los máximos

El euro continúa intentando llegar al nivel de 1.20. Hasta ahora, ha fallado en cada intento, ya que la barrera de los 1.1960 se muestra bastante difícil de romper.

Por el momento, el par sigue comprándose en cada bajada, una tendencia que ha sido visible durante todo el verano. El IPCA de mañana, el índice de medida de la inflación de la eurozona, puede implicar un cambio de juego a corto plazo.

La anterior publicación sobre la inflación marcó un 1.2 %, pero ahora el mercado espera que sea del 0.9 %. Si los números son aún peores, habrá presión sobre el BCE para que haga algo en el mes de septiembre.

La semana pasada, la Fed dio muestras, una vez más, de llevar la voz cantante al pasar a un objetivo de inflación promedio. Si bien está en marcha la revisión de la política monetaria del BCE, no es probable que este se decida por un marco de política monetaria similar al menos a corto plazo.

Hasta mañana, todavía queda un día de operaciones en este mes. Por lo general, los flujos son importantes durante el último día de operaciones, por lo que hay que prestar atención a los movimientos del mercado durante las principales horas de fijación de precios. Sin embargo, hoy es día festivo en el Reino Unido, lo que puede contribuir a una menor volatilidad de la que, de otro modo, sería habitual en el último día bursátil del mes.

Esta semana, el Banco de la Reserva de Australia va a anunciar su política monetaria, pero el mercado no espera ninguna sorpresa en este sentido. El dólar australiano (AUD), una de las monedas que mejor se ha comportado durante la crisis de la Covid-19, está cómodamente situado por encima de los 0.73 frente al USD. No obstante, la fortaleza del par australiano parece deberse más a la debilidad del USD que a la propia fuerza del AUD.

Esta semana, diversos indicadores, como el ADP (indicador del cambio de empleo no agrícola de los EE.UU.), el miércoles; los datos de desempleo canadienses, el viernes; y el ISM (indicador de la producción en los Estados Unidos), el martes, impulsarán la acción del precio. Pero entre todas las publicaciones económicas, el IPCA y el NFP serán los responsables de la mayor parte de los movimientos del mercado.

A medida que nos acercamos a noviembre, las elecciones en los Estados Unidos dirigen la acción del precio. Una reciente encuesta señala que la carrera entre Trump y Biden por hacerse con la Casa Blanca está tan ajustada como hace cuatro años. Cuanto mayor sea la incertidumbre, mayor será el impulso que las elecciones den a la acción del precio para el USD.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.