Home > Noticias > Aspectos básicos a la hora de invertir

Aspectos básicos a la hora de invertir

26 octubre, 2020 By Mircea Vasiu

Los inversores y los operadores tienen el mismo objetivo: aumentar el tamaño de su cartera de valores. Sin embargo, hay una gran diferencia por lo que se refiere al horizonte temporal para conseguirlo.

Por regla general, los operadores son más ansiosos y se muestran más activos a la hora de administrar una cartera. Por otro lado, los inversores mantienen sus posiciones durante años y años y se muestran más tranquilos de lo que lo hacen los operadores.

El leverage o apalancamiento es una de las tácticas que los inversores usan a menudo. El proceso es el siguiente: si, por ejemplo, la cuenta tiene un poder de compra de 50 000 $, el inversor pide dinero prestado al bróker y multiplica por dos o por tres su poder de compra. El leverage (indicador que determina el nivel de endeudamiento) que se ha ganado de esta forma permite que los inversores participen más en la subida de una acción. Sin embargo, el riesgo también se incrementa de forma exponencial. Si el precio de la acción se invierte, el bróker emitirá una margin call (una alerta que nos avisa de que nos estamos quedando sin margen en nuestra cuenta) en caso de que el inversor no añada fondos adicionales para mantener una posición mayor.

Dicho de otro modo, el leverage es magnífico, pero es mejor intentar evitarlo en la medida de lo posible. Solo tiene sentido cuando se usa con un horizonte a largo plazo y con una exposición limitada frente al tamaño de la cuenta de inversión.

Protegerse de las bajadas

Un rasgo que tienen los inversores y que les cuesta mucho a los operadores es la protección en caso de bajada. En concreto, la gestión del riesgo. Los inversores suelen tener saldos especulativos disponibles para participar en una bajada del mercado. En otras palabras, los inversores esperan por el momento oportuno a veces durante años y, cuando llega, no dudan en intervenir. Parece fácil, pero no lo es. No hacer nada durante un largo período de tiempo cuando estás involucrado en los mercados financieros es extremadamente difícil. Sentarse a esperar y no hacer nada es solo otra manera de participar en el mercado.

La protección frente a las bajadas tiene un costo. Los inversores acostumbran a proteger la cuenta frente a eventos que puedan conllevar posibles riesgos. La mejor manera de hacerlo es comprar puts (derechos de venta) como protección. Estos puts son opciones que te dan el derecho pero no la obligación de operar al vencimiento. La mayoría de las veces, los puts vencen sin valor alguno, pero su costo representa un gasto más para la protección frente a las bajadas de una cuenta de operaciones.

En resumen, evitar el leverage y tener un saldo de efectivo para sacar ventaja de una caída de los precios es el mejor método para protegerse en caso de bajadas. Y esas son, también, las cosas que hacen que los inversores sean diferentes de los operadores.

Tags: