Home > Noticias > Análisis rápido de las principales clases de activos

Análisis rápido de las principales clases de activos

13 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Ahora que termina el Segundo trimestre de 2020, los inversores y operadores ya disponen de una idea más sólida de la magnitud del impacto en las economías a causa de la pandemia. ¿Es probable que se produzcan cierres generales de la economía en el futuro próximo? No demasiado.

La economía de Reino Unido se ha contraído más de un 20 % este segundo trimestre. La eurozona, los Estados Unidos, Canadá y Australia: todos ellos han sufrido duros golpes económicos. Los mercados emergentes han estado lidiando con problemas graves incluso antes de la pandemia, sin embargo, ahora tienen aún más dificultades.

Pese a ello, es poco probable que se produzcan nuevos cierres de las economías en el corto plazo. Y las economías no van a cerrarse por una razón muy sencilla: el sistema médico parece estar ahora mejor organizado y los investigadores conocen, al menos sobre el papel, mejor la enfermedad. Por otro lado, han ido apareciendo algunos tratamientos efectivos para aliviar los efectos del coronavirus sobre la salud.

¿Pero cómo deberían posicionarse los inversores en un mundo que está aprendiendo a vivir con el virus?

Crudo

Los precios del petróleo están atascados en un estrecho margen cercano al área de los 40 dólares. Desde un punto de vista técnico, el petróleo se encuentra en la resistencia y forma únicamente marginales altos (posible cuña ascendente). La demanda de petróleo aumenta, pero a ritmo todavía lento.

Con la globalización en entredicho, es poco probable que el petróleo suba mucho más debido a que se envían menos mercancías por todo el mundo. La industria naval es uno de los principales sectores consumidores de petróleo.

Por esta razón, muchas entidades inversoras han actualizado su objetivo de final de año para el petróleo cerca del nivel actual de 40 dólares.

FX

El dólar sigue vendiéndose. Cualquier rebote hasta ahora ha sido limitado, pues el USD sigue sufriendo el escenario risk-on en su entorno. Este comportamiento es típico del verano, y parece que esta época estival no va a cambiar en este sentido.

El euro parece seguir al alza, pero que suba por encima de 1.20 parece complicado, ya que se convertiría en una carga para las economías europeas.

Si hay una moneda a la que hay que estar atento ahora mismo, esta es la libra esterlina. Con las negociaciones respecto al Brexit todavía en curso, cualquier sorpresa, tanto positiva como negativa, hará que la volatilidad de la moneda de Reino Unido se dispare.

Acciones

La temporada de ganancias ha mostrado hasta ahora una fuerte resistencia a la recesión económica. En el segundo trimestre del año, las corporaciones estadounidenses han informado de altos beneficios, con muchas sorpresas al alza. Por lo tanto, las acciones han experimentado sustanciales subidas.

Si consideramos los bajos rendimientos que ofrece hoy en día la renta fija, las acciones son la única opción que queda para proporcionar un rendimiento sólido. Con los bancos centrales de todo el mundo imprimiendo billetes sin cesar, las acciones parecen dirigirse hacia nuevos máximos históricos.