Home > Noticias > Análisis previo de la inminente reunión del BCE de la semana próxima

Análisis previo de la inminente reunión del BCE de la semana próxima

4 septiembre, 2020 By Mircea Vasiu

La próxima semana, el BCE debe entregar su evaluación periódica de la política monetaria. Los operadores del euro ya tienen puesto el ojo en el día, pues el BCE parece estar enfrentándose a un escenario con ciertas circunstancias inusuales.

Una de esas circunstancias es la moneda, que está al alza. Ha crecido a lo largo de todo el verano. Y no solo frente al dólar, sino también frente a otras divisas potentes, como la libra esterlina o el yen japonés. En otras palabras, la fortaleza generalizada del euro no es algo que el BCE necesite en una crisis.

Otro escollo es la inflación. Pese a la inyección masiva de liquidez al sistema financiero por parte del BCE, ha caído significativamente. Y, en su caída, parece querer romper el nivel de cero. Algo alarmante sin duda.

¿Qué hará el BCE la próxima semana?

¿Apostará el BCE por una mayor flexibilización?

Es difícil imaginar una mayor flexibilización por parte del BCE. La que ha hecho hasta ahora ha sido récord en aras de estimular como nunca antes todas las economías de la eurozona.

Sin embargo, parece no ser suficiente. En comparación con los Estados Unidos, por ejemplo, Europa se ha quedado atrás en cuanto a estímulo fiscal. Esto explica porque el dólar ha caído y el euro no. En este punto, parece que el BCE no ha logrado aumentar la inflación con la impresión de dinero a pesar de que su balance se ha duplicado con creces desde 2016.

El paro juvenil es otro asunto peliagudo para Europa, sobre todo para los estados del sur (y ya era un problema antes de la pandemia). Una de las principales preocupaciones de Mario Draghi durante su mandato ha sido la de reducir la tasa de paro, sobre todo entre los más jóvenes. El BCE mostró relativo éxito en esta tarea tras la crisis financiera de 2008-2009, pero no el suficiente como para no entender que se siguen necesitando muchos esfuerzos en este sentido.

EL coronavirus ha vuelto a ahondar en la herida. En España, Italia o Grecia, el paro juvenil ha aumentado de forma dramática. En el país ibero, por ejemplo, con un nivel del 41,7 %, mientras que, en Italia y Grecia, las cifras superan el 30 %. Sin duda, un problema grave que está en la agenda de todos los políticos como una prioridad que atajar.

Pero volvamos al euro, la posición larga neta no comercial del euro de la CFTC es la mayor desde mayo de 2011. Se sitúa actualmente en el 27 % de interés abierto con una presión al alza a medio plazo muy pronunciada. En otras palabras, el mercado va por delante del BCE.

Bajo el mandato de Mario Draghi, el mercado sabía que cuando se trataba de que el BCE cumpliese con algo, este lo hacía y a lo grande. Con Christine Lagarde se ha producido un shock exógeno que nadie esperaba. Hasta ahora lo ha hecho bastante bien, pero el listón parece seguir subiendo sin un límite claro a la vista.