Home > Noticias > Análisis fundamental del oro: ¿Alcista o bajista?

Análisis fundamental del oro: ¿Alcista o bajista?

El oro es la cobertura tradicional contra la inflación. Sin embargo, a pesar del aumento de la inflación en Estados Unidos, el precio del oro no consigue alcanzar un nuevo máximo en comparación con el año 2020. ¿Qué le espera al precio del oro?

El aumento de la diferencia de inflación entre Estados Unidos y otras economías desarrolladas (por ejemplo, la zona del euro y Japón) alimenta los temores de una nueva subida de los precios. Mientras que la inflación en la zona euro ha disminuido en junio, como muestra la estimación rápida del IPC anual de esta semana, la inflación en Estados Unidos continúa su recorrido alcista.

Además, el precio del petróleo superó ayer los 75 dólares por primera vez en años, a solo un dólar de su máximo en siete años. Tradicionalmente, el aumento de los precios del petróleo conlleva un aumento de la inflación, por lo que los inversores tienen todas las razones del mundo para esperar que la inflación se dispare aún más en el próximo periodo.

Aquí es donde entra el curioso caso del oro. El oro se ha utilizado tradicionalmente como cobertura contra la inflación. El precio del oro ha seguido históricamente el aumento de la masa monetaria M2 durante los últimos cincuenta años, como se muestra en el gráfico siguiente.

¿Por qué iba a ser diferente esta vez?

Escenario alcista para el oro

El aumento de la masa monetaria y la subida parabólica del precio del petróleo apuntan sin lugar a dudas a una mayor inflación. Por lo tanto, el escenario alcista para el oro se sustenta en que el precio acabará poniéndose al día con la evolución de los mercados y, especialmente, con el aumento de la oferta monetaria M2.

Para los que descartan el caso de una mayor inflación, he aquí un ejemplo: al comenzar el verano, el consumo de cerveza aumentó, pero el coste de trasladar un camión de cerveza seiscientas millas se ha duplicado aproximadamente hasta unos 2000 dólares según un artículo reciente del Wall Street Journal. Además, los precios del aluminio han aumentado cerca de un 70 % en un año, lo que presiona aún más los costes de la cerveza.

Así pues, el incremento de la inflación y de la masa monetaria M2 es un buen augurio para el precio del oro. La historia nos dice que acabará acoplándose a la tendencia.

Escenario bajista para el oro

Los argumentos bajistas provienen del crecimiento de los rendimientos. A medida que la economía se recupera, también lo hacen los rendimientos. La recuperación de los rendimientos a 10 años en EE.UU. ha desencadenado un movimiento a la baja en el precio del oro: los dos están invertidos.

Por último, el próximo tapering de la Fed podría impulsar al dólar. Si ese es el caso, al oro le costará hacer un nuevo máximo en comparación con el de 2020.

Únete a la revolución del Trading Social. Conecta con otros traders, discute estrategias de negociación y usa nuestro CopyTrader patentado
eToro es la plataforma líder de comercio social del mundo, ofreciendo una amplia gama de herramientas para invertir en los mercados de capitales
Mayor número de pares de divisas para el comercio
Abrir mi cuenta

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, así como también, proporcionar funciones en las redes sociales y ofrecerle una mejor experiencia al usuario. La aceptación del uso de cookies se dará por la continuación de la navegación por el sitio web o al hacer clic en el botón "Aceptar, gracias"