Home > Noticias > Análisis de las decisiones del BCE durante la pandemia de la COVID-19

Análisis de las decisiones del BCE durante la pandemia de la COVID-19

31 agosto, 2020 By Mircea Vasiu

Los bancos centrales de todo el mundo han jugado con fuego durante este 2020. La pandemia se topó con la mayoría de los bancos centrales del mundo desarrollado con los tipos de interés en el límite inferior. ¿Qué hacer y qué medidas tomar cuando los tipos de interés ya están en o por debajo de cero?

El BCE es todo un ejemplo de cómo flexibilizar la política monetaria sin necesidad de modificar los tipos de interés.

Ampliación del APP (Programa de compra de activos)

En cualquier crisis, actuar rápido es crucial. Los bancos centrales lo sabían. Al igual que la Fed, el BCE anunció nuevas medidas de flexibilización cuantitativa. En el caso del BCE, estas fueron, principalmente, mediante el aumento del APP en 120 mil millones de euros (marzo). Además, prometió otros 20 mil millones al mes en compras y reinversiones.

TLTRO III

Las condiciones de los préstamos condicionados a largo plazo (TLTRO, por sus siglas en inglés) se suavizaron en marzo y se incrementaron en abril. Préstamos mientras los tipos de interés relativos a ello se fijaban por debajo de cero. En otras palabras, el BCE asumía pérdidas en los préstamos, pero por una buena causa: proporcionar liquidez y apoyo al sistema financiero y bancario de la eurozona.

El BCE también activó líneas de intercambio de euros con Bulgaria, Croacia o Dinamarca. Actualmente, ha reactivado las populares líneas swaps de dólares con la Reserva Federal de los Estados Unidos y otros bancos centrales en operaciones diarias de 7 y 84 días

En abril, el BCE introdujo las PELTRO (Operaciones de financiación a plazo más largo de emergencia frente a la pandemia) con tipos de interés de -0.25 puntos básicos. También redujo los requerimientos de capital por riesgos del mercado, así como proporcionó asesoramiento para el pago de dividendos y para la moderación de remuneración.

El programa PEPP (Programa de compras de emergencia frente a la pandemia), introducido en marzo, experimentó una inyección en junio de 600 mil millones de euros hasta alcanzar los 1.35 mil millones de euros. También se anunciaron reinversiones hasta, al menos, finales de 2022.

¿Por qué todas estas medidas son importantes para los operadores? Señalan el alcance de la flexibilización que está llevando a cabo el BCE. Sin embargo, el euro no ha parado de apreciarse durante todo este tiempo en lugar de caer. ¿Por qué?

Una explicación viene del hecho de que las monedas se mueven en pares. Un par de divisas refleja las condiciones de la política monetaria de los bancos centrales implicados. Si el mercado percibe las acciones del otro banco como amenazantes o negativas, el impacto en la moneda primera es rápido y notorio.

Por lo tanto, es posible que el BCE aumente la flexibilización y el euro no se deprecie. Sin embargo, hay que señalar que las medidas hasta ahora tomadas son, cuanto menos, mastodónticas. ¿Cómo se comportará la divisa de la eurozona en el futuro?