Movimiento mesurado alcista – patrón gráfico de continuación de tendencia

IndicatoriNosu enero 05, 2011 2 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

El Movimiento Mesurado Alcista es un patrón gráfico en el que se pueden identificar tres fases claramente y que comienza como un patrón de cambio pero termina como un patrón de continuación de tendencia. De forma análoga al Movimiento Mesurado Bajista, el Movimiento Mesurado Alcista consiste en una subida de cambio, una fase de consolidación/corrección y una subida de continuación. El Movimiento Mesurado Alcista no puede ser correctamente identificado hasta que no termina el período de consolidación/corrección. Debido a sus características es un patrón gráfico que toma un largo período en su formación.

  1. Tendencia anterior: Debe existir una tendencia bajista identificable previa a la formación de este patrón. El patrón gráfico Movimiento Mesurado Alcista puede ser parte de un gran movimiento al alza, por esto, la fuerza y longitud de la tendencia bajista previa puede variar ampliamente.
  2. Subida de cambio: La primera parte de este patrón es una subida o avance que comienza cerca de los mínimos alcanzados durante la tendencia bajista previa. Al comienzo de esta fase puede identificarse en muchas ocasiones un patrón gráfico de cambio que indica el inicio de una nueva tendencia (de la bajista previa a alcista) y en otras ocasiones la subida de cambio puede identificarse por la acción del precio, que registra nuevos máximos sucesivamente mayores, o por la ruptura de resistencias. La subida de cambio ideal es ordenada formando un canal de precio y registrando máximos y mínimos sucesivamente mayores. Una subida menos ordenada y más errática es válida pero puede terminar en la formación de un patrón diferente.
  3. Consolidación/Corrección: Tras la subida que marca el comienzo de la nueva tendencia tiene lugar una fase de consolidación en la que puede darse una corrección a la baja. Como fase de consolidación, se pueden identificar patrones gráficos de continuación como rectángulos o triángulos ascendentes. En caso de observarse un movimiento correctivo a la baja se podría llegar a descender de un 33 a un 67% del recorrido de la subida previa (subida de cambio) y se podría formar patrones como una bandera descendente o una cuña bajista. De forma general, a mayor subida de cambio mayor movimiento correctivo.
  4. Subida de continuación – Longitud: Una vez completada la fase de consolidación/corrección tiene lugar una nueva subida llamada “de continuación”. La distancia desde el mínimo hasta el máximo de la primera subida puede aplicarse al mínimo alcanzado durante la fase de consolidación/corrección para obtener una orientación sobre la posible longitud que alcanzará la subida de continuación. Esta distancia puede aplicarse en valor absoluto (número de puntos o pips) o en forma relativa (% – porcentaje). Por ejemplo si la subida de cambio se da desde 100 a 120 (recorrido de 20 puntos) y el mínimo durante la fase de consolidación/corrección es 110, se puede esperar que la subida de continuación llegue a 130 (110 + 20 = 130). En forma de porcentaje, la subida de 100 a 120 es una subida del 20%, el 20% de 110 es 22, luego se podría esperar que la subida de continuación llegase hasta 132. Cada cual deberá usar un método u otro en función de sus preferencias de análisis y/o situación del mercado. Esta proyección de objetivos debe entenderse como una guía y deben usarse otros métodos de análisis (resistencias, Fibonacci, etc) para buscar niveles de take profit más seguros.
  5. Subida de continuación – Entrada al alza: Si durante la fase de consolidación/corrección se forma un patrón de continuación se podrá identificar el punto de entrada utilizando las reglas de ruptura del patrón formado. No obstante, si no hay un patrón identificable en dicha fase, la entrada ha de ser buscada en otros puntos de ruptura que indiquen la continuación de la tendencia al alza, por ejemplo la ruptura del máximo alcanzado durante la subida de cambio. Otro método efectivo, aunque de mayor riesgo, sería buscar retrocesos potenciales (33%, 55% y 62%) como tope de la fase de consolidación/corrección.
  6. Volumen: En un patrón Movimiento Mesurado Alcista ideal el volumen debería aumentar al comienzo de la subida de cambio, disminuir durante la fase de consolidación/corrección y volver a aumentar al inicio de la subida de continuación.

Al igual que en el Movimiento Mesurado Bajista, durante la formación del Movimiento Mesurado Alcista, pueden combinarse varios patrones. Por ejemplo, un doble suelo puede marcar el fin de la tendencia bajista previa y el comienzo de la subida de cambio, un canal de precio puede formarse durante la subida de cambio, en la fase de consolidación/corrección podría formarse un triángulo ascendente y podríamos ver otro canal de precio en la subida de continuación. En casos de tendencias alcistas de larga duración (por ejemplo años) puede formarse un patrón Movimiento Mesurado Alcista múltiple en los que se suceden subidas y fases de consolidación/corrección.

Veamos un ejemplo en el par EUR/USD, gráfico diario:

Patrón gráfico movimiento mesurado alcista, ejemplo en el par de divisas EUR/USD

En la imagen superior se puede observar la tendencia bajista previa. Esta tendencia bajista es rota por la primera fase del movimiento mesurado bajista, la subida de cambio, que rompe la línea de tendencia anterior. Tras la subida de cambio comienza una fase de consolidación/corrección para luego volver a tener la subida de continuación que alcanza de sobra la proyección marcada por la altura de la fase “subida de cambio”.

Mostrar Mas