La libra esterlina: lo que un trader debe conocer

IndicatoriNosu febrero 09, 2012 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

El mercado forex es una opción al alza para inversores y especuladores. En este mercado en el que se comercia con divisas, las más populares son el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina, el franco suizo y el yen japonés. Es un mercado enorme en el que todo el mundo puede participar de forma fácil y sin restricción de horarios, pero se juega en contra de traders profesionales trabajando para grandes bancos y fondos de inversión. Por ello, conocer las características económicas más importantes de las principales divisas puede ayudar a conocer y comprender que factores influyen en su valor y catalizan su movimiento.

La libra esterlina, la moneda del Reino Unido

La libra esterlina, también llamada libra británica, es una de las divisas más importantes a nivel mundial: es la cuarta divisa más intercambiada en el mundo a diario y la tercera por volumen de reservas a nivel mundial.

A lo largo de la historia la libra ha tenido un papel importante, pues fue en su momento la divisa dominante durante el imperio colonial británico, antes de la Segunda Guerra Mundial, papel predominante que pasó a ocupar el dólar estadounidense allá por los años 1940.

La libra esterlina es manejada por el Banco de Inglaterra, el cual dirige su política con un objetivo explícito de mantener la inflación alrededor del 2%.

La economía del Reino Unido

El Reino Unido es una de las economías más grandes del mundo y viene ocupando los puestos 6-7 a nivel mundial. Desde el comienzo de la década de 1990 ha mostrado un crecimiento constante, aunque no espectacular, hasta la llegada de la recesión global del 2008. El único inconveniente ha sido una alta inflación en algunos momentos.

El Reino Unido es miembro de la Unión Europea pero no la zona euro. Esto se debe a que en 1990 el Reino Unido ingresó en el Mecanismo de Tipos de Cambio de Europeo, un sistema semi-fijo para mantener controlada la volatilidad de los tipos de cambio de las divisas europeas y preparar el terreno para la divisa única, el euro. Sin embargo, este mecanismo no trajo los beneficios esperados para el Reino Unido y provocó que el Banco de Inglaterra tuviese que gastar mucho capital para mantener estable su tipo de cambio. Algunos especuladores, entre ellos algunos famosos como George Soros, vendieron libras esterlinas de forma masiva ya que predecían que la situación no se podría mantener. Finalmente el Reino Unido abandonó el Mecanismo de Tipos de Cambio Europeo el 16 de Septiembre de 1992, día conocido cómo Miércoles negro. Se estima que George Soros ganó alrededor de mil millones de dólares con su operaciones especulativas. De este modo, el Reino Unido mantiene una soberanía total sobre su política fiscal y su política monetaria.

La economía del Reino Unido está altamente globalizada y Londres es el segundo centro financiero más importante del mundo. El Reino Unido ha seguido siempre políticas claramente pro-empresariales y es un competidor excepcional a nivel internacional en campos avanzados como la industria farmacéutica y aeroespacial y en campos de servicios como banca y publicidad. Desde un punto de vista demográfico, el Reino Unido es un país envejecido pero su fuerza laboral es muy competitiva de forma general.

No cabe duda que el principal socio comercial del Reino Unido es Estados Unidos, como país único. Pero la Unión Europea en su conjunto es la mayor fuente de importación y exportación y por ello las condiciones económicas y políticas de Europa tienen un altísimo impacto en la salud económica del Reino Unido y, por tanto, en el valor de la libra esterlina. Todo trader que opere con la libra esterlina debe seguir de cerca los datos económicos no sólo del Reino Unido, sino también de Europa de forma obligatoria.

Los principales factores que afectan al valor de la libra esterlina

Los principales datos económicos que provocan movimientos en los tipos de cambios de la libra esterlina son:

Además de estos datos, también se deben seguir los datos de empleo, tipos de interés (incluyendo las conferencias periódicas del Banco Central) así como el flujo de noticias diarias que lleguen del Reino Unido que puedan afectar a la libra esterlina como nuevas políticas del gobierno, una catástrofe natural, elecciones, etc.

El objetivo de mantener la inflación alrededor del 2% es el motor de las decisión en política monetaria del Banco de Inglaterra, por ello, los anuncios del tipo de interés, y las declaraciones que acompañan al anuncio, por parte del Bank of England tienen un alto impacto en el mercado y puede ser muy significativo (vea decisión de tipo de interés del Banco de Inglaterra). Si opera la libra esterlina, el trader debería estar atento, por tanto, a los datos sobre inflación, pues le ayudarán a predecir la decisión que pueda tomar el banco de Inglaterra sobre los tipos de interés. Entre los indicadores de inflación el más importante el Índice de Precios de Consumo, pero se puede incluso observar mercados de materias primas para intuir la evolución de la presión inflacionaria sobre la economía del Reino Unido y sobre la libra esterlina.

El centro financiero de Londres es una alternativa muy notable a la bolsa de Nueva York. El volumen comerciado en la bolsa de Londres sin duda hace que haya flujos de capital importantes que también afectan a los tipos de cambio de la libra esterlina. No está de más observar también la bolsa de Londres.

Mostrar Mas