La avaricia rompe tu saco de trading

Mr.Pip marzo 12, 2012 1 Comentario
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

Todos conocemos el refrán “La avaricia rompe el saco” y sin embargo no le hacemos caso al aviso que nos da a pesar de saber que no puede ser más cierto, y algo muy real y común en el mundo del trading. De hecho, la avaricia es uno de los principales motivos que llevan a cometer errores descomunales que lleven a la bancarrota de cuentas de trading.

¿Qué es la avaricia?

Según la RAE, la avaricia es un “afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas”. Lo malo no es tener deseo de poseer riqueza (aunque esto puede ser discutible), lo que lleva a que sea una emoción nefasta para el trader es su característica de desorden, aunque yo lo definiría cómo “afán egoísta y excesivo de adquirir riquezas“.

El trader debe tener deseo de adquirir riqueza, de obtener buenas rentabilidades y de hacer buenas operaciones. Es lo que lleva al trader a hacer lo que hace, pero este deseo se vuelve en contra cuándo es excesivo. Es decir, cuándo se convierte en avaricia. De hecho, la avaricia y la codicia son a menudo descritas como las emociones más peligrosas para los traders pues empuja a comerciar y tradear de forma excesiva, arriesgando demasiado y sin planear adecuadamente las operaciones.

La avaricia, con su característica de deseo desordenado y excesivo, va empujar al trader a actuar de forma irracional e impulsiva. Cómo he mencionado antes, llevará a menudo a un exceso de apalancamiento, a un exceso de operaciones y probablemente a un aferramiento a operaciones perdedoras con la esperanza de que se recuperen. La avaricia lleva al trader a un estado en el que el juicio y la razón están nublados y practicamente han desaparecido.

Superar la avaricia en el trading

Superar la avaricia como trader requiere una vez más de esfuerzo y disciplina. Y digo una vez más porque el esfuerzo y la disciplina es esencial en todos las etapas de trading. En el caso de la avaricia se trata de dominar al ego, de admitir que no se puede estar en lo correcto siempre, que tus operaciones no van a ser siempre ganadores y que, aunque planees una buena operación, puede que la pierdas.

Hay que aceptar que el mercado es más grande que nuestro YO y que nuestro YO no es perfecto. Hay que concentrarse más en seguir el plan construido para una determinada operación que dejar que nuestras fuerzas se diluyan o desvíen hacia la avaricia. Siempre hay que pensar en el éxito o el fracaso en el trading cómo el resultado del plan de trading y no cómo resultado de las habilidades del YO, para que no se crezca y nos domine.

Mostrar Mas