Cotización y gráfico S&P500

El S&P500 (Standard & Poor’s 500) es uno de los índices bursátiles más famosos de los Estados Unidos, el cual mide el desempeño de 500 empresas con gran capitalización de mercado cuyas acciones se negocian en la Bolsa de Valores de Nueva York y el NASDAQ. Muchos consideran que el índice S&P500 es un buen reflejo de la economía estadounidense.


S&P500 gráfico de TradingView

Cotizaciones y gráficos S&P500

Para entender las cotizaciones y precios del S&P500, debes tener una idea básica de su composición. Este es un índice que está compuesto de 500 empresas de gran tamaño que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York y el NASDAQ. Cabe mencionar que el S&P500 no tiene en cuenta las empresas con mayor capitalización, sino que considera varias muestras para dar un reflejo más acertado de la economía de los Estados Unidos.

Para pertenecer a este exclusivo índice, una empresa debe tener una capitalización de mercado de al menos 5.300 millones de dólares y por lo menos 50% de sus acciones disponibles en las bolsas de valores públicas con precios de al menos $1 por acción. Eso significa que el S&P500 solo considera grandes empresas dentro de su cálculo.

Debido a su composición, muchos inversores afirman que el S&P500 es un reflejo claro de la economía estadounidense. En el momento, las principales industrias del S&P500 son bienes de consumo discrecional (como automóviles, hoteles, Internet, etc.), bienes de primera necesidad (alimento, aseo, entre otros) y energía. Esto es una muestra de una economía centrada principalmente en la manufactura y la explotación de recursos naturales, como lo es Estados Unidos.

Ahora que sabes qué es el S&P500, puedes usarlo para seguir el desempeño de la economía estadounidense y encontrar oportunidades de trading. No olvides que existen muchos productos derivados sobre este índice, como contratos de futuros y opciones.

Últimos pronósticos de cotizaciones S&P500

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.