He dejado mi cuenta a cero: 4 pasos para volver

Mr.Pip septiembre 12, 2011 2 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

¿Así que has dejado tu cuenta a cero? Vaya hombre, lo siento, a mi también me ha pasado……varias veces!! Pero vamos a ser un poco constructivos y en lugar de irnos a llorar por las esquinas vamos a pensar el por qué la cuenta se ha arruinado, que deberíamos hacer y, como mal de muchos consuelo de tontos, pensar que arruinar cuentas de forex es lo más común nos puede ayudar, jeje!!

Posiblemente estés cansado de escuchar que el 90% de los traders pierden dinero en su primer año de trading. Yo realmente no se si este dato estadístico es muy exacto, pero, lamentablemente, por lo que veo tiendo a pensar que es verdadero. Yo mismo he tenido cuentas que se han quedado practicamente a cero: falta de disciplina, no seguir el plan de operaciones diseñado, etc suelen ser las causas más habituales que llevan a pérdidas continuas que merman y merman las cuentas de trading llegando incluso a activar el margin call.

Pero no pierdas las ilusiones, creo que incluso los traders más famosos y respetados han fallado en algún momento y han tocado fondo para volver al mercado y obtener el éxito.

Paso 1: Aceptar

El primer paso en el camino para volver a operar tras la pérdida del capital de una cuenta es la aceptación. En realidad no quedará más remedio que aceptar la pérdida pues nadie te va a devolver el dinero, a lo que me refiero es a aceptar que tú has sido el responsable, no tires el balón fuera y eches la culpa a otros.

Algunos traders, tras dejar una cuenta a cero, son invadidos por la negatividad y piensan que nunca serán lo suficientemente buenos como para obtener beneficio del trading de forma consistente. Los traders de éxito, por el contrario, van más a allá y entienden que tradear en forex conlleva un riesgo y que, aunque arruinar una cuenta no es para nada bueno, es una realidad que le puede ocurrir a cualquier trader y una situación de la que aprender para crecer y mejorar como trader.

Paso 2: Estudiar el pasado

Ahora que has aceptado la situación de forma positiva y constructiva es hora de enfrentarse a la realidad de lo que has hecho para perder tu valioso dinero. Para ello tendrás que responderte a tí mismo a la pregunta “¿Qué he hecho mal?”. La respuesta a esta pregunta se encontrará en tu diario de trading (asumo que tienes uno y que has tenido la suficiente disciplina como para anotar los detalles de cada operación).

Analizando tu diario de trading podrás encontrar los fallos más habituales que llevan a la ruina: ¿Arriesgabas demasiado en cada operación? ¿Realizabas las operaciones de acuerdo a tu plan de trading? ¿Aún piensas que la estrategia de trading que seguías es adecuada para tí? Mira tu diario de traidng y mira que estuviste haciendo para acabar con tu cuenta a cero y piensa en lo que podrías habrás hecho de forma diferente.

Paso 3: Volver al trading en cuentas Demo

Volver a operar en cuentas de demostración puede ser frustrante, lo sé, es como un ataque directo al ego. Pero no estamos aquí para cuidar nuestro ego sino nuestro bolsillo. Practicar para conseguir mayor seguridad y confianza en nuestras operaciones no es nada malo, así que deja al ego a un lado. En el trading el ego no es nuestro amigo ya que el mercado nos intentará humillar en muchas ocasiones.

Opera en la cuenta de demostración al menos durante 6 meses para volver a tomar confianza y afianzar tu estrategia de trading.

Paso 4: Abrir una cuenta real de nuevo

Tras haber vuelto a operar en demo, cuándo te sientas que estás listo para volver a comerciar con dinero real, ponte en contacto con un broker y abre una nueva cuenta de trading con la cantidad de dinero que estés dispuesto a perder: recuerda que el capital de trading es capital de riesgo.

Esta vez asegúrate de seguir exactamente tu plan de trading. Puede que no veas los beneficios a raudales, nadie los ve. De lo que se trata de ser consistentes a largo plazo.

Mostrar Mas

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.