El apalancamiento y el margin call

eFXto noviembre 04, 2008 5 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

El apalancamiento y el margin call son dos conceptos cuya definición puede que no tenga nada que ver pero comúnmente pueden venir de la mano, de ahí que vayamos a hablar de los dos en una misma lección.

¿Qué es el apalancamiento?

El apalancamiento es una herramienta que permite comerciar grandes volúmenes con una cantidad de dinero disponible mucho menor. Esto permite disparar los beneficios del mismo modo que permite disparar las pérdidas. El apalancamiento más usual en forex es 100:1 y 200:1, aunque puede llegar a verse hasta 1000:1. En brokers de Estados Unidos el apalancamiento máximo permitido fue limitado a 50:1 por la CFTC.

Para explicar el concepto tomemos como ejemplo un apalancamiento de 100:1. Estos números no quieren decir más que la posibilidad de utilizar 100 veces más capital en una operación del capital que se posee en la cuenta, así, si tienes 1.000 USD, podrías realizar una operación por un volumen de 100.000 USD. Ahora dirás, que bien, así podré ganar montones de dinero con una pequeña inversión inicial. Párate un segundo y veamos como funciona el apalancamiento.

Supongamos una mini cuenta de 1.000 USD con apalancamiento 100:1 en la que puedes operar como mínimo 1 micro lote. ¿Qué pasará si tienes una racha de operaciones negativas de -50 puntos?:

Operación Usando 0.01 lote (1% apalancamiento inicial) Usando 0.1 lote (10% apalancamiento inicial) Usando 1 lote (100% apalancamiento inicial)
1 995 950 500
No podrás seguir operando con 1 lote, podrás abrir una operación con 0.50 lotes como máximo.
2 990 900 250Ya no puedes seguir operando con 0,50 lotes, tendrías que hacerlo con 0.25 lotes como máximo.
3 985 850 Margin Call: Si continuaste usando el 100% de apalancamiento tu broker te habrá realizado una llamada de margen cerrando todas tus operaciones (ver abajo la explicación del margin call).
4 980 800

Como ves las pérdidas se disparan a medida que se aumenta el apalancamiento usado. De igual modo aumentarán las ganancias al aumentar el apalancamiento si las operaciones son ganadoras pero el riesgo asociado es demasiado alto. Nadie en su sano juicio con una visión más o menos profesional de Forex usará el 100% del margen en una sola operación.

Margin Call

Si traducimos esta palabreja tenemos una llamada de margen. Para explicar esto deberemos saber que es el margen.

El margen es la cantidad de dinero en la cuenta necesario como garantía para las operaciones. Se calcula según el tamaño de la operación y el apalancamiento usado. Por ejemplo, si operamos con 1 lote (100 mil monedas) y nuestra cuenta dispone de un apalancamiento 100:1, nuestro margen requerido, si la moneda base es USD, será 100.000/100=1.000 USD. Esto significa que por cada lote operado requerimos tener en la cuenta 1.000 USD (si la moneda base (la primera del par) no es USD habrá que pasarlo a USD, en la lección “De dónde viene el beneficio? El pip y el lote” hay ejemplos de como pasar de una moneda a otra).

El margen libre es aquel disponible para hacer operaciones. Siguiendo el ejemplo anterior, supongamos que tienes una cuenta con 2.000 USD y apalancamiento 100:1. Abres una operación con 1 lote, lo que requiere un margen disponible de 1.000 USD. Tras abrir la operación te quedará un margen libre de 1.000 USD.

Siguiendo con el margin call: Si tus pérdidas dejan tu margen libre por debajo del margen requerido para cubrir las posiciones abiertas tu broker te hará una llamada de margen y cerrará todas tus operaciones. Como tus operaciones en esos momentos suman unas pérdidas importantes se procede al cierre de las operaciones como medida de seguridad del broker para evitar que acabes con saldo negativo, se evita que nadie acabe debiéndole dinero a nadie….Dinero boca

Ejemplo: Tienes una cuenta con 10.000 USD, apalancamiento 100:1, abres una operación con 1 lote. Tu margen usado es 1.000 USD y el margen libre es 9.000 USD. Si tus perdidas superan los 9.000 USD habrá un margin call.

Compliquemos la historia un poquito más. Ahora debemos hablar del requerimiento de margen. Hasta aquí he hablado del margen y margen libre en términos absolutos de moneda, pero lo más usual es que se exprese en tanto por ciento (o tanto por 1). Cada broker establece en sus normas un requerimiento de margen, siempre cumpliendo con lo dictado por los organismos reguladores, siendo este el margen libre requerido para cubrir tu operación. Por ejemplo, si el broker con el que operamos en nuestro ejemplo anterior tiene un requerimiento de margen del 25%, significa que si tu margen libre baja al 25% o menos nos aplicará la llamada de margen aún cuando el margen necesario para la operación sea del 10%. Por eso es muy importante conocer los requerimientos de margen de tu broker!!!.

Ejemplo: Siguiendo con el ejemplo anterior, tenemos una cuenta con 10 mil USD, apalancamiento 100:1 y nuestro broker tiene un requerimiento de margen del 25%. Si abrimos una operación de 1 lote, hemos usado un 10% del margen (o 0.10 si se expresa en tanto por 1) quedando un margen libre del 90%. En este caso, según las normas de nuestro broker, si nuestro margen libre cae al 25% o menos, nos realizará el margin call aún cuando el margen necesario para la operación es del 10%. Por eso, vuelvo a repetir, es importante conocer los requerimientos de margen de nuestro broker. Traduciendo esto a dinero, si nuestras pérdidas superan los 7500 USD sufriremos el margin call y nuestra operación será cerrada aunque el margen necesario para la posición que abrimos sea de 1000 USD.

A tener en cuenta: Algunos brokers aumentan los requerimientos de margen durante los fines de semana. Así que si piensas mantener posiciones abiertas durante el fin de semana infórmate de la política de tu broker. Hay brokers con requerimiento de margen del 30% y mayor.

Los requerimientos de margen, el apalancamiento y el riesgo que los rodea deben ser entendidos, de igual modo debes conocer las políticas de margen de tu broker y sentirte cómodo con ellas.

Mostrar Mas

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.