El patrón ABC

IndicatoriNosu abril 01, 2013 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

Los patrones ABC, que pueden ser tanto bajistas como alcistas, son patrones gráficos utilizados en trading que cuentan con una larga historia. La primera publicación escrita sobre este patrón de la que se tiene referencia se encuentra en el libro Profits in the Stock Market, de H.H. Gartley, publicado en 1935. En este libro, Gartley describe varios patrones, entre ellos el patrón ABC aunque puede que el de más transcendencia haya sido el patrón Gartley (vea más en Patrones armónicos).

El patrón ABC también se ve comúnmente como patrón AB=CD, de hecho Gartley no habla del patrón ABC en su libro sino de AB=CD. Técnicas de trading posteriores ampliaron el trabajo de Gartley siendo el siguiente gran paso en este patrón la fórmula desarrollada por Charles Lindsay y publicada en 1976. La fórmula de Lindsay, D = (B + C) / A, completa el patrón ABC calculando el objetivo del punto D. En la siguiente imagen se puede ver de forma gráfica las bases del patrón ABC. Se puede ver cierta similitud con alguna parte de la teoría de ondas de Elliott.

Patrón ABC

Definición y uso del patrón ABC

El patrón ABC se puede describir de la siguiente forma para un mercado alcista:

  1. Se inicia con un movimiento al alza desde un punto A hasta un punto B. Este movimiento inicial es claramente tendencial.
  2. Cuándo el primer movimiento termina (en el punto B), le sigue un retroceso a la baja hasta un punto C. Este retroceso, la distancia entre el punto B y el punto C, ha de ser menor al retroceso de Fibonacci 0.618 de la distancia A-B. Por lo general, a menor movimiento B-C más fuerza tendencial existe en el siguiente movimiento.
  3. Una vez que el retroceso termina el movimiento del precio reanuda en la misma dirección que el movimiento A-B y se desarrolla el movimiento C-D.
  4. El movimiento C-D tiene una longitud que se corresponde un ratio de Fibonacci de A-B igual a 1, 1.272, 1.50, 1.618 e incluso 2. Si cuándo el precio supera el punto B se produce un aumento de volumen el patrón adquiere una mayor confianza y probabilidad de éxito.
  5. La longitud C-D no es necesariamente igual a la longitud A-B (a pesar del nombre AB=CD).

Para un mercado bajista las características son análogas cambiando los movimientos al alza por movimientos a la baja.

A tener en cuenta

Es importante observar el aumento de volumen cuándo el precio vuelve desde el punto C al punto B; si esto ocurre es más probable que el patrón continúe hasta formar el movimiento C-D. Si el precio pasa el punto B y vuelve a cerrar la sesión bajo este nivel, es probable que el patrón acabe fallando.

Mostrar Mas