¿Cómo se correlaciona el dólar con las materias primas?

Commodities, materias primas, productos básicos o bienes de consumo. Son algunos de los nombres con los que conocemos a este grupo de activos financieros que cotizan en las principales plataformas de corretaje y que representan una de las mayores fuentes de comercio en el mundo. Las principales materias primas, incluyendo el oro, la plata o el petróleo, se evalúan con el dólar como divisa cotizada. Así, el precio de las materias primas se suele medir en dólares estadounidenses. Existen varios fenómenos derivados de la correlación entre las materias primas y el dólar. En general, tiene una relación inversamente proporcional. Veamos los motivos detrás de este fenómeno y los factores principales que hacen mover al dólar.

materias primas dólar
Roman Bodnarchuk / Shutterstock.com

¿Cuál es el precio y cotización de las principales materias primas?

Como ya hemos dicho, las principales materias primas se relacionan con el dólar para poder medir su cotización. A continuación, dejamos widgets con las cotizaciones históricas de las commodities más importantes en los mercados financieros.

Precio del oro vs. dólar (XAUUSD)


Precio de la plata vs. dólar (XAGUSD)


Cotización del cobre vs. dólar (XCUUSD)


Precio del platino vs. dólar (XPTUSD)


Precio del petróleo vs. dólar (USOIL)


Cotización del gas natural vs. dólar (NATGASUSD)


Precio paladio vs. dólar (XPDUSD)


Cotización del maíz vs. dólar (CORNUSD)


¿Cómo se correlaciona el dólar con las materias primas?

¿Por qué se dice que el dólar y las materias primas tienen una relación inversamente proporcional?

Hay varias razones por las que el dólar estadounidense afecta a las materias primas. Sin embargo, el principal motivo es que los precios de las materias primas vienen denominados en dólares.

Se considera que los Estados Unidos es una de las economías más fuertes y estables del planeta. Esta aseveración no es casualidad. La economía estadounidense es la más grande del mundo, según su producto interno bruto (PBI). Por lo tanto, el dólar estadounidense es la principal moneda de reserva del mundo. Esto hace que la mayoría de monedas del planeta se valoren en función del dólar, y las materias primas no son la excepción. Los precios de las materias primas también vienen denominados en dólares estadounidenses.

En términos generales, el índice dólar es lo que se usa para monitorear la evolución del dólar estadounidense. Este índice se creó en los años 70 para medir los cambios del dólar en comparación con una canasta de divisas: EUR, JPY, GBP, CAD, SEK y CHF. Si el índice dólar sube, significa que el dólar estadounidense se fortaleció en comparación con estas divisas. Por otro lado, si el índice cae, quiere decir que el dólar se debilitó contra esta canasta de monedas. Se puede conseguir en los mercados de índices con el símbolo bursátil DXY.

Relación inversamente proporcional

Cuando el dólar se fortalece, las personas que manejan otras divisas distintas al dólar no pueden comprar la misma cantidad de materias primas que antes. En esta situación, los compradores tienen que gastar más de su propia divisa para adquirir la misma cantidad de materias primas. Esto hace que la demanda caiga debido al menor poder adquisitivo, lo que a su vez hace que los precios de las materias primas disminuyan.

Por otro lado, cuando el dólar se debilita, las materias primas suben de precio. Con un dólar más bajo, el poder adquisitivo de los compradores de materias primas aumenta, lo que estimula la demanda y una posterior subida de precios de materias primas.

Esto también responde a una necesidad de los inversores de proteger sus ahorros en escenarios desfavorables. El oro, por ejemplo, es una de las reservas de valor tradicionales que se ha usado incluso antes de que cotizara en mercados financieros. Los inversores suelen invertir en oro cuando las condiciones económicas, políticas y comerciales de un país podrían afectar a la divisa local. Así, el precio de estos metales puede subir cuando el índice DXY muestra una debilitación considerable.

Toma en cuenta todas las variables: ¡no hay correlación directa o simple!

Sin embargo, esta correlación inversa entre el dólar estadounidense y las materias primas no es tan simple como parece. Después de la crisis financiera del 2008, la relación inversa entre los dos instrumentos se volvió particularmente fuerte. Antes de ese año, era más difícil establecer esta clase de relación.

Según una encuesta de Bloomberg sobre el periodo de 1990 y 2015, la correlación inversa entre el dólar y las materias primas solo existió el 60 % del tiempo. En el 40 % restante hubo una correlación positiva. De este porcentaje, un 23 % de las veces se dio un aumento de precios simultáneo de ambos instrumentos, mientras que un 16 % del tiempo hubo una caída de precios paralela de los mismos.

primer grafico

El primer gráfico muestra la evolución del índice dólar, mientras que el gráfico de abajo muestra la evolución del oro. En estos gráficos es posible ver la correlación inversa entre el dólar y el oro: cuando el índice dólar cae, el oro sube rápidamente al mismo tiempo.

Así, es importante tener en cuenta una serie de factores que pudieran afectar esta correlación. El precio de las materias primas no está afectado únicamente por el valor del dólar. Por ejemplo, el precio del petróleo puede moverse de forma independiente al dólar si hay crisis comerciales que impidan su libre intercambio. Lo mismo ocurre con el café, que se suele producir en tierras distintas a las estadounidenses. Y a pesar de que los metales están muy influenciados por el comportamiento del dólar, también existen variables independientes. Al ser recursos con una oferta física limitada, su precio —en teoría— debería aumentar a medida que la oferta disminuye.

¿Qué factores hay que tener en cuenta en la evolución del dólar estadounidense?

Como sabes, los precios de las materias primas dependen de la oferta y demanda. Además, los cambios en las cotizaciones de las divisas que se usan para comprar materias primas afectan los precios de estas últimas. Por otro lado, la oferta y la demanda de una moneda son dos de los factores que afectan la cotización de la misma.

Sin embargo, existen otros factores que afectan las cotizaciones de las monedas, como las tasas de interés y los eventos económicos y geopolíticos. Cuando el valor de una divisa cambia, su poder adquisitivo también lo hace, lo que a su vez afecta la cantidad de materias primas que puede comprar.

La política monetaria del Sistema de Reserva Federal (Fed) sigue siendo el factor más importante en la evolución del dólar. De hecho, las expectativas de los inversores sobre dichas políticas monetarias (flexibilización o endurecimiento) afectan la cotización del dólar estadounidense con base en los escenarios esperados.

El dólar generalmente se fortalece cuando el Fed planea aumentar las tasas de interés. Esto se debe a que, con mayores tasas, las inversiones en dólares son más atractivas que en otras monedas con menores tasas. Por otro lado, el valor del dólar tiende a caer si el Fed reduce las tasas de interés o crea otra clase de estímulo monetario. Las tasas de interés bajas aumentan la cantidad de dólares en la economía, lo que hace que pierdan su valor (o poder adquisitivo).

Las diferencias de políticas monetarias entre países son un motor importante en la evolución de las divisas. La diferencia de tasas de interés hace que una divisa sea más (o menos) atractiva para los inversores.

La Fed ha dicho en varias ocasiones que posiblemente aumentará gradualmente las tasas de interés, y que depende bastante de datos sobre empleo, inflación y consumo. El índice dólar fluctúa con base en estadísticas que muestran si la economía estadounidense es lo suficientemente fuerte y estable como para soportar un nuevo ciclo de aumento de tasas de interés, mientras otros bancos centrales (como el BCE de la Eurozona o el Banco de Japón) preparan más expansiones cuantitativas.

Recordatorio

Fed (eFXto): “La FED, Federal Reserve System, es el sistema bancario central de Estados Unidos cuyos objetivos, de acuerdo con la documentación de la FED, es tomar las decisiones de política monetaria del país, supervisar y regular instituciones bancarias, mantener la estabilidad del sistema financiero y proveer de servicios financieros a instituciones de depósito, al gobierno de los Estados Unidos y a instituciones extranjeras oficiales”.

Tasas de interés (eFXto): “Uno de los factores que más afectan al tipo de cambio entre divisas son los tipos de interés y por ello son seguidos de cerca, o deberían serlo, por todo trader de forex. Nos referimos a los tipos de interés de los Bancos Centrales. Estos tipos de interés son una de las principales herramientas de política monetaria y por ello son muy importantes en el desarrollo de la economía de los países. Esto hace que cada vez que un Banco Central toma una decisión sobre sus tipos de interés los mercados estén sumamente atentos y que se generen fuertes movimientos en el mercado de divisas pues, al fin y al cabo, el tipo de cambio entre divisas refleja a las economías respectivas de cada divisa.”

¡Feliz trading!

Parte del contenido de este artículo proviene de esta fuente: https://www.forexboat.com/understanding-the-correlation-between-usd-and-commodities/

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.